Nacional

INAI pide contratos para uso del Auditorio Nacional

Nacional Financiera (Nafin) deberá dar a conocer los contratos entre el Auditorio Nacional y las empresas OCESA y TicketMaster para la venta de boletos.

Foto: Cuartoscuro

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) instruyó a Nacional Financiera (Nafin) dar a conocer los contratos entre el Auditorio Nacional y las empresas OCESA y TicketMaster para la venta de boletos.

Así resolvió el pleno del INAI la solicitud de un particular que pidió información a Nafin sobre el contrato de creación del Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional y sus dos convenios modificatorios.

Derivado de ello, Nafin deberá buscar y dar a conocer el o los contratos celebrados entre el Auditorio Nacional y las empresas OCESA y TicketMaster, para el manejo de la venta de boletos, así como el marco legal y las disposiciones jurídicas aplicables a ese propósito.

Al presentar el caso ante el pleno, el comisionado Oscar Guerra Ford destacó la importancia de transparentar la información sobre el ejercicio de recursos públicos para el uso y aprovechamiento del Auditorio Nacional, ya que se trata de un inmueble del Estado mexicano.

Explicó que, al tratarse de un Fideicomiso constituido en su mayoría con recursos públicos, se encuentra obligado a transparentar y rendir cuentas de su gestión, a fin de que los ciudadanos puedan valorar su desempeño.

Dijo que los contratos o convenios que se realizan con estas dos empresas, Ticketmaster y OCESA, para la venta-distribución de los boletos, también se vuelve un dato relevante.

De ahí que, agregó, quisiéramos saber evidentemente qué utilidad tiene esto para las aportaciones que ha hecho el sector público en sus diferentes modalidades.

El particular que solicitó la información se inconformó y presentó un recurso de revisión ante el INAI, porque Nafin clasificó como confidenciales el contrato de creación del Fideicomiso y los convenios modificatorios, bajo el argumento que se encuentran protegidos por el secreto fiduciario, pues se trata de un fideicomiso privado.

En el análisis del caso, el comisionado Guerra Ford advirtió la existencia de recursos públicos en la constitución del Fideicomiso, aportados por la empresa Servicios Metropolitanos, S.A. de C.V, cuyo capital mayoritario provenía del entonces Departamento del Distrito Federal.

Al respecto, la ley prevé que cuando los sujetos obligados se constituyan en fideicomitentes, fideicomisarios o fiduciarios de fideicomisos que involucren recursos públicos, no podrán clasificar como secreto bancario o fiduciario la información sobre el ejercicio de los recursos.

En el caso concreto, Nafin señaló ser fiduciaria del Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional, por tanto, se determinó que no puede clasificar como confidenciales el contrato de creación y los convenios modificatorios.

Sin embrago, dado que los contratos y convenios contienen datos personales, se consideró procedente la entrega de una versión pública, en la que proteja los nombres de particulares, su nacionalidad, domicilio, estado civil, lugar y fecha de nacimiento.

En cuanto a los contratos celebrados entre el Auditorio Nacional y las empresas OCESA y TicketMaster, se constató que la dependencia no cumplió el procedimiento de búsqueda establecido en la Ley, ya que no turnó la solicitud a la Dirección General Adjunta Jurídica y Fiduciaria.

Se verificó que esa área puede contar con la información, pues es la encargada de definir y dirigir los procesos jurídicos y las operaciones fiduciarias, con el objeto de garantizar que todas las operaciones de Nafin se apeguen a los marcos jurídicos y lineamientos vigentes.

Por lo expuesto, el pleno del Instituto Nacional de Transparencia determinó modificar la respuesta de Nafin y le instruyó entregar al particular versión pública del contrato de creación del Fideicomiso y sus dos convenios modificatorios.

Asimismo, buscar y dar a conocer los contratos celebrados con las empresas OCESA y TicketMaster, para el manejo de la venta de boletos, así como el marco legal y las disposiciones jurídicas aplicables.

havh

Imprimir