Ciudad

Responsabiliza Sheinbaum al GCDMX por violencia generada contra Morena en la GAM

La candidata de Morena alertó de la violencia política que se está generando en las delegaciones, específicamente en Gustavo A. Madero, Cuajimalpa, Venustiano A. Carranza e Iztacalco

Por primera vez desde el inicio de campañas, Claudia Sheinbaum realizó sus recorridos territoriales en la delegación Gustavo A. Madero sin bloqueos ni amenazas.

Y a pesar de que el día de ayer la candidata de la coalición Juntos Haremos Historia a la Jefatura de Gobierno realizó sus actos proselitistas sin ser acosada por brigadas perredistas, ésta se mantuvo con un semblante serio y alerta.

El ataque que supuestamente Francisco Chiguil sufrió la tarde-noche del viernes en la colonia Mártires de Río Blanco —durante un recorrido de campaña, donde supuestas personas enviadas del PRD agredieron físicamente al candidato a la alcaldía de Gustavo A. Madero con armas largas— marcó la gira que llevaría a cabo Sheinbaum en la demarcación.

Tanto Chiguil, como Martí Batres, César Cravioto y Sheibaum no prestaron atención a los 45 minutos de mitin que se realizó en Lindavista, pues Claudia inclinaba de un lado a otro la cabeza para escuchar lo que sus compañeros le contaban y explicaban sobre los acontecimientos de la víspera; en seguida, su semblante cambió de la alegría a la molestia.

Los cuatro líderes morenistas a nivel local no pararon de hablar entre ellos, incluso por un momento Chiguil le compartió a la exdelegada de Tlalpan un paquete de hojas con fotografías, las cuales revisó con detenimiento.

Después de dar su típico discurso, la candidata hizo un llamado al jefe de Gobierno para responsabilizarse de la violencia que se ha generado en contra del partido en la demarcación.

“El Jefe de Gobierno tiene que asumir la gobernabilidad en las elecciones, queremos elecciones en paz”.

Incluso alertó de la violencia política que se está generando en las delegación, específicamente en Gustavo A. Madero, Cuajimalpa, Venustiano A. Carranza e Iztacalco.

Como parte de su gira, también visitó las colonias Residencial Zacatenco, San Felipe de Jesús III y Mártires de Río Blanco, de las cuales las dos últimas presentan altos índices de inseguridad.

Al finalizar sus cuatro eventos, Sheinbaum arribó a su automóvil y con la ventanilla abierta a la mitad asomó la mano derecha para que se la besara un hombre que pedía hablar con ella.

Imprimir