Masaya sucumbe al caos tras choques entre facciones pro y anti-Ortega | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 13 de Mayo, 2018

Masaya sucumbe al caos tras choques entre facciones pro y anti-Ortega

La ciudad, muy próxima a Managua, vivió el sábado una jornada de destrucción por enfrentamientos entre manifestantes y la policía, aliada con turbas sandinistas

Masaya sucumbe al caos tras choques entre facciones pro y anti-Ortega | La Crónica de Hoy

La ciudad de Masaya, a poco más de 25 kilómetros al sureste de Managua, amaneció ayer sumida en el caos y la destrucción tras los enfrentamientos ininterrumpidos que se produjeron durante el sábado entre policías granaderos y turbas sandinistas en contra de los manifestantes que exigen la renuncia del gobierno de Daniel Ortega.

Pese a que casi a medianoche se declaró una tregua, tras la liberación de 26 manifestantes, los efectos devastadores de la lucha armada eran ayer perfectamente visibles en la ciudad.

El campo de batalla en el que se convirtió la que es conocida como la “Ciudad de las Flores” era evidente, con obstáculos para acceder a la urbe, numerosas barricadas de adoquines levantadas en las calles, edificios calcinados y diversos locales comerciales destruidos.

Entre los lugares afectados por el fuego, además de algún edificio público, se encontraba el turístico Mercado de Artesanía, que vio consumidos dos de sus tramos.

Piedras esparcidas por las calles, basura, restos de saqueos e incluso regueros de sangre de los heridos y las víctimas permanecían ayer en algunas vías de Masaya.

En un punto de la calle donde se observa el charco de sangre de una de las víctimas a la que dispararon en la cabeza, se improvisó un pequeño altar con velas, flores y una cruz en su memoria. Además de esta persona que perdió la vida en los enfrentamientos, sólo la Cruz Roja atendió a más de 40 heridos.

CARAVANA DE APOYO. Tras estos sucesos, centenares de personas en autos, motos, camionetas y furgonetas marcharon ayer desde Managua hacia Masaya para apoyar a los manifestantes.

Durante el recorrido, cuyo objetivo principal era mostrar la solidaridad de los nicaragüenses a los ciudadanos que sufrieron las embestidas de la represión durante este sábado, la fila de vehículos y motocicletas que se sumó a la caravana llegó a abarcar aproximadamente entre 10 y 15 kilómetros de los 25 que separan a ambas ciudades.

A su paso por la carretera de Masaya, numerosos conductores hicieron sonar sus bocinas, lanzaron proclamas en favor de los estudiantes y contra el gobierno y levantaron los puños en señal de victoria.

Por su parte, centenares de peatones y pobladores de todos las edades salieron de sus casas con enseñas azules y blancas propias del emblema nacional para permanecer en los arcenes de la carretera y dar un caluroso apoyo a la caravana mientras repartían agua y alimentos a los manifestantes.

Los opositores también arrancaron y quemaron, en medio de la multitud y entre aplausos, los rótulos que encontraron a su paso por la carretera y que muestran los rostros alegres de Daniel Ortega y Rosario Murillo, la pareja presidencial.

SALDO TRÁGICO. Nicaragua cumple este lunes 27 días de una crisis que ha dejado al menos 54 muertos, crisis iniciada con protestas en repudio de unas reformas a la seguridad social y que continuaron debido a las víctimas mortales de los actos represivos.

 

Imprimir