La Esquina

La Esquina

La violencia y la política no deben tocarse nunca, de allí que sea plausible lo hecho ayer por el Gobierno Federal al asumir plenamente su papel como garante de la paz pública. Para el ciudadano, la tranquilidad (al elegir, al asistir a una urna y al enterarse de los resultados electorales) es un elemento indispensable. Tranquilidad y voto, ley y democracia: eso es lo que debe imperar.

Imprimir

Comentarios