Cultura

Presentan proyectos culturales cuatro candidatos a la Presidencia

En un diálogo, dos de los representantes proponen destinar el 1% del PIB para el sector. Otros planteamientos son seguridad social para creadores, la descentralización y crear ley del mecenazgo para industrias culturales

Alejandra Frausto, representante de la coalición Juntos Haremos Historia; Beatriz Paredes, de la coalición de Todos por México; Raúl Padilla, de la coalición Por México al Frente, y Consuelo Sáizar, de la candidata independiente Margarita Zavala, presentaron los proyectos culturales de sus candidatos.  Entre las propuestas de dos candidatos destacan aumento al presupuesto anual al 1% del PIB.

Durante el Diálogo por la Reforma Cultural realizado ayer en el Centro Cultural Roberto Cantoral, los representantes de los presidenciables profundizaron sobre sus proyectos de Cultura, como el cambio de nombre de la Secretaría de Cultura por Secretaría de las Culturas, crear una ley del mecenazgo para las industrias culturales, inaugurar cinetecas en cada estado y que la Secretaría de Cultura tenga un edificio como el del Instituto Nacional Electoral (INE).

Los temas ausentes en el Diálogo por la Reforma Cultural fueron: la promoción de la lectura y el libro, de qué manera se obtendrán más recursos para incrementar al menos al 1 por ciento el presupuesto anual, o qué artículos de la Ley General de Cultura y Derechos Culturales deben modificarse.

La cultura como herramienta de paz: Alejandra Frausto

Alejandra Frausto, representante de la coalición Juntos Haremos Historia, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, indicó que la “Cultura no es ningún lujo o adorno, sino el lugar más certero hacia la libertad”, por lo que en un contexto mexicano en el que se ha normalizado la violencia, se contempla usar a la cultura como “herramienta de paz”, señaló .

Frausto aseguró que la Cultura debe ser descentralizada, por ello, habrá un trabajo conjunto con las secretarías de Educación, Turismo, Relaciones Exteriores, Desarrollo Social, Economía y Hacienda, entre otras, para “redistribuir la riqueza cultural. No sólo es importante del centro hacia afuera, las periferias son las nuevas centralidades”. 

La representante aseguró que es pertinente la reforma cultural, misma que “ya comenzó”, además enfatizó en que si la Ley de Cultura se cumpliera como está, “sería revolucionaria”, pero que en su posible mandato se completaría con fortalecimiento y ampliación en materia de derechos de autor.

En cuanto a conservación de patrimonio cultural, Alejandra Frausto dijo que debido a los recientes sismos se requieren 13 mil millones de pesos, por lo que crearían “escuelas-taller en los municipios para que, de la mano del INAH, se capaciten a las comunidades para que sean parte de la reconstrucción del patrimonio”.

Otra de las propuestas que Frausto dio fue la creación de consejos regionales, incluyentes, transdisciplinarios para escuchar preocupaciones, en aras de gobernanza cultural.

“Hay que blindar los proyectos culturales que tienen un proyecto social del momento del funcionario. (Habrá) Respeto absoluto a los trabajadores de la cultura. (Encontraremos) La forma para ser más eficientes y responsables en el gasto público”.

Con respecto al gasto público, Alejandra Frausto subrayó que ya trabajan con Carlos Urzúa, virtual secretario de Hacienda, pues es necesario sistematizar la participación de la iniciativa privada:

“Quizá hay interés de empresarios en invertir en proyecto culturales y artistas que no tienen relación con empresarios. Tenemos que hacer un esfuerzo por democratizar las convocatorias”.

Hay que revisar a fondo la Ley de Cultura: Raúl Padilla

Raúl Padilla, el representante de la coalición Por México al Frente, encabezada por Ricardo Anaya, coincidió con Alejandra Frausto en que la cultura no es un adorno y en la necesidad de descentralizar, pero en su caso, sería a través de una política integral, que abarque a las Bellas Artes, además de expresiones que actualmente “no están siendo identificadas como parte del sector cultural, como el diseño o la gastronomía”.

“Pretendemos llevar a cabo esta propuesta a través de una serie de planteamientos de programas y políticas transversales. Es lamentable que en nuestro país pase el tiempo y en materia de Cultura seguimos siendo demasiados centralizados”, explicó Padilla.

El representante aseguró que habría un presupuesto “digno”, por lo que habría una “obligada” reingeniería de las instituciones culturales, pues “es indispensable hacer una valoración del estatus jurídico del INBA, INAH, el Fonca, y en dar autonomía a los centros culturales”.

Raúl Padilla también dijo que se revisaría a fondo la Ley de Cultura, pues la “Reforma al sector cultural es impostergable, en materia de cultura tenemos instituciones añejas”, pero para que sea viable, debe de existir voluntad política y así trabajar en una reingeniería del sector cultural.

Padilla explicó que la reingeniería consistiría en “hacer una reestructuración del sector cultural para reducir las áreas administrativas, pues actualmente en todas las instituciones del sector cultural, el 75% del gasto lo lleva a cabo lo operativo y sólo el 25% va a creatividad. Poner un límite al gasto administrativo”.

El representante también dijo que en la coalición se busca la conservación del patrimonio y tendría como meta que el 1 por ciento del presupuesto de la Federación sea destinado para la Cultura.

Con respecto a la gobernanza cultural, el director de la FIL de Guadalajara propuso la descentralización a partir de políticas transversales, autonomía de los centros culturales públicos, diálogo intercultural y condiciones dignas para los creadores.

“Es indispensable que se le dé seguridad laboral absoluta a los actuales trabajadores del sector cultural, más certezas y mejores condiciones a los creadores”.

Otorgar seguridad social a creadores: Beatriz Paredes

Beatriz Paredes, representante de la coalición de Todos por México, señaló que el gran pendiente es desarrollar una estrategia de seguridad social para los creadores y artistas. “Es uno de nuestros grandes déficits. Tenemos el compromiso de una iniciativa de ley que reforme la legislación vinculada con las instituciones de seguridad social. También me parece fundamental encontrar los mecanismos que permitan retiros justos de los trabajadores”.

Ante la pregunta del moderador Eduardo Váquez, ¿de dónde saldrá el dinero para aumentar el presupuesto a la cultura al 1% del PIB? Beatriz Paredes respondió que lo ideal es crear alianzas con el sector privado y generar presupuestos plurianuales.

Paredes indicó que en su coalición buscan que la política cultural de los gobiernos debe ser “una política de estado, con matices en la orientación, derivados de la ideología y perspectiva, pero que debe consolidar instituciones. No creemos que las políticas que obtienen grandes frutos puedan estar sujetas a los vaivenes sexenales”.

De ganar José Antonio Meade se proyectará una Cineteca en cada estado y la creación en cada ayuntamiento de un regidor cultural que permita desde la base comunitaria y elección social, tener un vínculo entre la cultura local y la política cultural del estado.

Imprimir