Hirokazu Kore-eda muestra su lado más emotivo en Shoplifters | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 14 de Mayo, 2018

Hirokazu Kore-eda muestra su lado más emotivo en Shoplifters

Hirokazu Kore-eda muestra su lado más emotivo en Shoplifters | La Crónica de Hoy

Regresó a la Croisette uno de los hijos pródigos del festival: Hirokazu Kore-eda, que explora de nuevo su obsesión, heredada de Ozu, por los lazos familiares; a partir de la historia de una familia de rateros que se apropia de una niña aparentemente mal cuidada por sus padres. Una película que crece, de lo mejor de su magistral director.
Kore-eda, uno de los habituales de Cannes y que presentó hoy su película más emotiva de los últimos años. De nuevo la familia es el centro de esta historia de Kore-eda, que siempre utiliza el núcleo familiar como excusa para retratar la sociedad actual.
Su cine habla de niños abandonados por su madre, de progenitores que se intercambian bebés, de hermanastras que se descubren mutuamente tras la muerte del padre, gente así. Sólo los más optimistas esperarían de él un ovni; lo mejor que el japonés parece dispuesto a ofrecer a estas alturas es algo como Shoplifters. Quizá no suene a elogio, pero lo es.
“Para este filme quería tratar sobre la familia pero mirarla desde un poco más lejos y analizar el punto de fricción entre la familia y la sociedad, es un filme un poco más social que mis películas anteriores”, explicó Kore-eda en rueda de prensa.
En Shoplifters, el realizador cuenta cómo un ladrón y su hijo encuentran a una niña en la calle y deciden acogerla pese a la pobreza en la que viven.
“Si en Japón existiera una familia así, consideraríamos que es simplemente una familia de criminales, pero a la vez quería mostrar la riqueza que surge de su generosidad, retratar el color y la luz que irradian, mostrar todos sus sentimientos y emociones”, agregó.

 

Imprimir