Netanyahu

Es la contraparte ideal para un mundo dominado por Donald Trump. Nada de apertura; intransigencia pura, en su estado más salvaje. ¿Qué símbolo vale más que una cincuentena de vidas? Advertido infinidad de veces sobre una escalada de violencia, el Medio Oriente inició un enrarecido camino de polarización en el que este líder israelí podrá enorgullecerse (de ese tamaño es su ceguera), pero no podrá pronosticar cuándo se retomarán los días de calma y paz.

Imprimir

Comentarios