La estadunidense Kellogg’s cerró operaciones en Venezuela | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 15 de Mayo, 2018

La estadunidense Kellogg’s cerró operaciones en Venezuela

La estadunidense Kellogg’s cerró operaciones en Venezuela | La Crónica de Hoy

La empresa estadunidense de Alimentos Kellogg’s, comunicó el cese de operaciones en Venezuela a partir de ayer, debido a la crisis económica que enfrenta el país, destacó el periódico local El Nacional. En tanto, el dictador Nicolás Maduro, al enterarse de lo ocurrido, dijo que pedirá código rojo a la Interpol para llevar ante la justicia a los dueños y accionistas de esta compañía por marcharse de una forma “ilegal”.
A través de un comunicado en redes sociales, la empresa informó que cumplió con la liquidación a sus 400 empleados, pagó salarios, beneficios y prestaciones sociales a cada uno en la planta de Maracay, estado Aragua.
Los empleados de Kellogg’s señalaron que la liquidación no es suficiente ante la situación que atraviesa el país y señalaron que la decisión fue tomada por las autoridades de Alimentos Kellogg’s fuera del país.
EMPRESA. Frente a este panorama, Maduro, en un acto de campaña en la ciudad de Valencia, señaló que “en Maracay (norte del país) Kellogg’s, en manos de inversionistas mexicanos amaneció con puertas cerradas y les depositaron en las cuentas las prestaciones sociales a los trabajadores, lo cual es completamente inconstitucional e ilegal”.
El mandatario venezolano, que buscará la reelección este 20 de mayo, dijo tras ser informado de la decisión de Kellogg’s, que apoyará a los trabajadores de esta empresa y se las entregará “legalmente y logísticamente para que continúe produciendo sus productos para el pueblo de Venezuela”.
CNE. Kellogg’s se suma a la larga lista que Fedecámaras, la principal patronal de Venezuela, cifra en más de mil empresas que han cerrado o abandonado el país en los últimos 20 años del régimen chavista por la crisis y controles del Estado sobre la empresa privada.
Por otra parte, el Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) rechazó ayer lo que consideró “injerencia grosera” de los diversos gobiernos del mundo que se  pronunciaron contra las elecciones presidenciales del 20 de mayo, y pidió respeto al pueblo venezolano.

Imprimir