Meade ganó en aplausos y AMLO, sin ir, estuvo presente | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 15 de Mayo, 2018

Meade ganó en aplausos y AMLO, sin ir, estuvo presente

Meade ganó en aplausos y AMLO, sin ir, estuvo presente | La Crónica de Hoy

Andrés Manuel López Obrador no acudió a la pasarela de presidenciables que organizó el consejo regional de Bancomer pero de que estuvo presente, estuvo presente, ya sea por referencias o por advertencias de sus adversarios, sobre todo cuando Ricardo Anaya y José Antonio Meade alertaron sobre los riesgos a la estabilidad y certidumbre que representa un eventual triunfo del tabasqueño en la Presidencia de la República.

No pocos consejeros de Bancomer levantaban las cejas ante el eventual escenario para el país. Atentos, observaban y escuchaban las respectivas exposiciones de Anaya, pero sobre todo de Meade, quien se sentía como pez en el agua, pese a los cuestionamientos que no pocas veces lo incomodaron, como cuando el periodista Carlos Loret de Mola —que fungió como moderador— lo arrinconó en un intento por sacarle un deslinde del presidente Enrique Peña Nieto.

Fue Meade quien se ganó más aplausos y reconocimiento de los banqueros. Era su ambiente, su hábitat.

“Tiene sus fans aquí eh…”, le reconoció Loret de Mola ante los aplausos que le regalaban a Meade.

“Por eso me da gusto venir aquí, porque me siento en casa…”, confirmó el abanderado tricolor y arrancó otros aplausos.

Con menos aplausos, Anaya también pasó la aduana de manera aceptable. Captó la atención de los banqueros, quienes también le prodigaron palmas, sobre todo cuando le cuestionaron si era el candidato de los empresarios. “Son los aliados naturales…”, dijo y le llegaron los aplausos. 

Jaime Rodríguez El Bronco asumió su papel irreverente, con el cual arranca críticas pero al mismo tiempo risas por la franqueza de sus propuestas, que dividen opiniones entre sus escuchas.  

Ahora fue la propuesta de castigar con latigazos a quienes cometan actos de corrupción o robo, la que generó asombro, escepticismo y risas entre los banqueros. Hasta un video con esos castigos corporales en países asiáticos mostró El Bronco, para argumentar esa propuesta que se suma a la de cortarles la mano a los corruptos. “No le saquen,…”, retó de nueva cuenta El Bronco ante algunas risas discretas.

—Bueno y ¿quiéen les cortaría la mano?, le cuestionaron.

—¡ Los jueces…!, soltó sin rubor. Estallaron las risas.

A Margarita Zavala, la escucharon con respeto, pero con poca atención. Varios consejeros revisaban su teléfono celular, otros intercambiaban comentarios. Sólo cuando la moderadora, Ana Paula Ordorica, le cuestionó sobre la posibilidad de declinar su candidatura en favor de otro abanderado acaparó las miradas.

Pero Zavala evadió responder de manera directa si declinará, luego de las complicaciones económicas que enfrenta para desarrollar su campaña y ante la falta de crecimiento en las encuestas.

“Yo nunca he pedido el voto útil. Voy siempre por el voto de conciencia y razonable”, aseveró.

La pasarela de presidenciables ante los banqueros de BBV–Bancomer se desarrolló entre números, cifras, promesas de campaña, advertencias, algunas puyas entre Anaya y Meade  o escenarios incluso cercanos al apocalipsis en caso de que gane López Obrador.

“En este momento, por la gravedad de lo que vivimos, hay que ver hacia adelante, al país no le irá bien si AMLO gana…”, advirtió Anaya sobre la posibilidad de buscar a Margarita Zavala.

INSTITUCIONES, BAJO FUEGO. Meade por su parte provocó que varios consejeros de Bancomer levantaran las cejas cuando abrió la posibilidad de que instituciones como el Banco de México o INE, entre otras, enfrenten un ataque “como no se ha visto en años en Mexico” en caso de que López Obrador gane la Presidencia de la República.

De hecho Meade dudó sobre la fortaleza que tengan las instituciones para resistir ese eventual embate con el tabasqueño en la Presidencia de la Republica.

—¿Resistirán ese ataque?, cuestionó Loret de Mola.

—Habrá que ver… ojalá no las pongamos a prueba.

Meade también rechazó ser el candidato de la continuidad, pero se negó a deslindarse del presidente Enrique Peña Nieto, pues sostuvo que no se puede deslindar de una persona en la que cree.

“No me necesito definir en contraposición de nadie, estoy convencido de quién soy”, aseveró.

Dijo que Peña Nieto no estará en la boleta y además el peor daño que se le puede hacer a un país es deslindarse de una persona en la que se cree y sobre todo que impulso la reforma educativa y energética, en las que Meade dijo estar a favor.

El abanderado tricolor aseveró que antes de Peña Nieto había Meade y después de Peña Nieto habrá Meade.

Meade desestimó el antipriismo que le ha pegado a su campaña y lo mantiene en tercer lugar en varias encuestas y aseguró que dará la batalla hasta el final convencido de que es el mejor perfil.

“Creo en mi biografía, aporto mi perfil, mi historia de vida, mi honorabilidad y estoy seguro que es suficiente”, confió.

El candidato tricolor advirtió a los consejeros financieros que si gana López Obrador se debilitarán y se comprometerán las finanzas públicas del país.

Por ello, advirtió, los comicios del 1 de julio “no es una elección de matices, sino fundacional”.

 

 

Imprimir