El consorcio Científico Tecnológico y de Innovación de Yucatán (SIIDETEY) a diez años de su fundación - Consejo Consultivo de Ciencias | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 16 de Mayo, 2018
El consorcio Científico Tecnológico y de Innovación de Yucatán (SIIDETEY)  a diez años de su fundación | La Crónica de Hoy

El consorcio Científico Tecnológico y de Innovación de Yucatán (SIIDETEY) a diez años de su fundación

Consejo Consultivo de Ciencias

* Dr. Alfonso Larqué Saavedra

 

El 26 de mayo del 2008 se integró en Yucatán, como parte de la política estatal, el SIIDETEY, que es el Sistema de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico de este estado. Es un  consorcio de centros públicos de investigación, institutos y universidades,  estrechamente vinculado al sector gubernamental y al sector productivo.  El SIIDETEY es un modelo de gobernanza en ciencia, tecnología e innovación único en México  que ha promovido, el establecer en la península de Yucatán un polo de desarrollo en Ciencia, Tecnología e Innovación.

Su conformación quedó plasmada en un decreto gubernamental publicado en el Diario Oficial del Estado, hecho que le dio la más alta formalidad y le ha permitido a partir de él, crear todo tipo de plataformas para potenciar la ciencia, la economía estatal y por ende el bienestar social.

En su momento integraron el SIIDETEY, diez instituciones públicas de la mayor importancia en el estado que independientemente de su régimen jurídico federal o estatal, le apostaron a una nueva forma de trabajar conjuntamente con un solo objetivo: el capitalizar las fortalezas académicas como un bien común. Estas instituciones fueron la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), el Instituto Tecnológico de Mérida, el Instituto Tecnológico de Conkal, la Universidad Metropolitana, la UNAM, el CINVESTAV, el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ) y el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).  En la actualidad se han integrado al SIIDETEY, dos universidades privadas, la Universidad Anáhuac (Unimayab) y la Universidad Marista; además se incorporó la universidad de Texas A&M de Estados Unidos. Se espera que en un futuro cercano se formalice el ingreso del Centro de Investigación en Matemáticas (CIMAT) y el Centro Geo. El consorcio ha crecido y ha avanzado fortaleciendo su espíritu de capitalización del talento.

Como productos a diez años de su creación destacan innovaciones de gran visión que se han logrado con este modelo de consorcio, como son el establecimiento del Parque Científico Tecnológico de Yucatán (PCTYuc) en un área de 200 ha. En él, coexisten hasta este momento, cerca de 20 edificaciones de diferentes instituciones del consorcio, con facilidades para el desarrollo de las actividades sustantivas. En él, se ha iniciado la edificación de empresas de base tecnológica como Heuristic, que inauguró el Presidente de la República en diciembre del 2016. La transformación en el 2016 del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología en Secretaría de Investigación, Innovación y Educación Superior (SIIES) es muestra palpable de la consolidación el modelo propuesto. Un hecho importante de resaltar, fue que desde un inicio se creó la Gaceta SIIDETEY, que ha dado seguimiento al desarrollo del Sistema y que destaca aspectos que independientemente de los cambios de directores o rectores de las instituciones del consorcio o de las autoridades gubernamentales, difunde lo más destacado en el ambiente SIIDETEY.

Este fenómeno único en el país, que podríamos considerar como sobresaliente, ha sido posible gracias al interés y apoyo permanente de la comunidad académica, sus directores o rectores y del Estado, que ha aportado fondos para el financiamiento de proyectos de ciencia. Destaca por supuesto el llamado fondo Fomix que se integra por aportaciones pares  con CONACYT. Este fondo ha ido evolucionando y destacan los recursos que se han etiquetado para apoyar laboratorios como el de geointeligencia, la biofábrica de plantas clonadas, etc., así como proyectos de investigación y desarrollo tecnológico de actividades centrales en la economía estatal como son el pulpo, la miel, la milpa, y se han dado apoyos para la consolidación de los posgrados. Este último punto es de resaltarse como un hecho inédito porque se definió apoyar con recursos a las instituciones SIIDETEY con el objeto de que se consolide la calidad  de sus posgrados, esto aunado al esfuerzo nacional paralelo que coordina CONACYT de otorgar becas a los estudiantes para estudios posprofesionales. 

Con base en la definición de los laboratorios naturales para la ciencia que tiene Yucatán, que son la cultura maya, el acuífero peninsular, el cráter de Chicxulub y la biodiversidad, se han apoyado la creación del museo y laboratorios del citado cráter, mismo que conjuntamente con el apoyo de la UNAM, se construye en el citado parque y estará en funciones antes de terminar el presente año. El Banco de Germoplasma del área maya establecido por el CICY gracias al financiamiento conjunto del Gobierno del Estado, el CONACYT y SEMARNAT, que ha empezado a funcionar. Las aportaciones de la Unidad de Estudios del Agua permitieron al Gobernador expedir el decreto para el establecimiento de la primera reserva hidrogeológica del país, para la preservación del acuífero peninsular. En apoyo a la cultura maya, por ejemplo, se destaca el establecimiento de la primera escuela en el país para el estudio y enseñanza del sistema agrícola de la milpa.

El SIIDETEY ha logrado el establecimiento de dos laboratorios nacionales y atraer otros como el de geointeligencia, que conjuntamente con los laboratorios SIIDETEY  planteados desde el 2008, que son laboratorios de servicio y de investigación, son parte de su fortaleza académica. Es de resaltar que se ha integrado un Agroparque en el PCTYuc y un clúster de matemáticas del mejor nivel nacional conformado por el IIMAS de UNAM, el CIMAT, la Facultad de Matemáticas de la UADY y el equivalente del CINVESTAV.

Debe agregarse que su integración con el sector empresarial empieza a consolidarse con más de 45 proyectos. Este último peldaño fue facilitado por la existencia de los fondos del CONACYT definidos como PEI (Programa de Estímulo a la Innovación). De  manera paralela, ha establecido todo tipo de programas de vinculación con el sector social.

El modelo SIIDETEY de consorcio de instituciones académicas vinculadas al sector gubernamental y al empresarial establecido desde hace diez años para impulsar la ciencia,  la tecnología y la innovación es ya un referente nacional que ha probado que funciona. Felicitaciones a este esfuerzo colegiado propuesto por los intelectuales locales que con gran visión impulsan el desarrollo científico fuera del centro de país.  

 

 

* Coordinador de Agrociencias de la Academia Mexicana de Ciencias, profesor del Centro de Investigación Científica de Yucatán y miembro de Consejo Consultivo de Ciencias.

Imprimir

Comentarios