Hipertensión, necesita de un tratamiento vigilado experto | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 16 de Mayo, 2018

Hipertensión, necesita de un tratamiento vigilado experto

Una presión arterial normal es cuando la presión arterial es menor a 120/80 mm Hg la mayoría de las veces

Hipertensión, necesita de un tratamiento vigilado experto  | La Crónica de Hoy
Checar la presión regularmente ayuda a detectar cualquier alteración

Pensar que una vez que se toman medicamentos para controlar la hipertensión arterial esta enfermedad se cura, es uno de los errores más comunes en los pacientes.

Así lo aseguró el jefe de Medicina Interna del Hospital General Dr. Enrique Cabrera de la Secretaría de Salud capitalina, Jaime Reyna Bucio, tras afirmar que esta enfermedad se controla y requiere de un tratamiento vigilado y otorgado por un médico.

La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a su cuerpo. Hipertensión es el término que se utiliza para describir la presión arterial alta.

Las lecturas de la presión arterial generalmente se dan como dos números. El número superior se denomina presión arterial sistólica. El número inferior se llama presión arterial diastólica. Por ejemplo, 120 sobre 80 (escrito como 120/80 mm Hg).

Uno o ambos números pueden ser demasiado altos. (Nota: Estas cantidades aplican a personas que no están tomando medicinas para la presión arterial y que no están enfermas.)

  • Una presión arterial normal es cuando la presión arterial es menor a 120/80 mm Hg la mayoría de las veces.
  • Una presión arterial alta (hipertensión) es cuando la presión arterial es de 140/90 mm Hg o mayor la mayoría de las veces.
  • Si los valores de su presión arterial son de 120/80 o más, pero no alcanzan140/90, esto se denomina prehipertensión.

"La hipertensión arterial es crónica y no se cura. Mucha gente tiende a pensar que porque toma sus medicamentos y se controla la presión, ya se curó y abandona los tratamientos, eso no debe suceder”, destacó el Dr. Jaime Reyna Bucio.

Esta enfermedad crónica degenerativa y peligrosa, explicó, se define como la elevación persistente de la presión arterial y se caracteriza por ser asintomática, es decir que no produce manifestaciones, por lo que casi siempre se detecta en etapas avanzadas donde puede llegar a generar daños irreversibles en el corazón, los riñones y el cerebro, expuso.

En un comunicado, el experto explicó que el incremento de la presión arterial alta daña primordialmente las arterias del cerebro, lo que puede ocasionar una embolia, infarto o derrame cerebral.

Además, afecta el funcionamiento del corazón, lo hace grande, lo que se denomina insuficiencia cardiaca; afecta los riñones y derivar en una insuficiencia renal; aumenta la presión en las arterias de los ojos y puede ocasionar ceguera, principalmente.

No existe una causa específica que explique el desarrollo de la hipertensión arterial, pero sí se sabe que hay factores que la predisponen, la obesidad es uno de ellos, así como el tabaquismo, el consumo de alcohol, las situaciones de estrés, tener malos hábitos de sueño y antecedentes familiares, comentó.

Cabe mencionar que la Encuesta Nacional de Salud 2016 señala que 25 por ciento de la población mayor de 40 años es hipertensa. En la Ciudad de México, de acuerdo al censo de 2015, hay aproximadamente cuatro millones de personas de más de 40 años, por lo que se considera que cerca de un millón vive con hipertensión arterial en ese rango de edad.

Por ello, el experto llamó a la población a modificar hábitos en el estilo de vida, a fin de disminuir riesgos de desarrollar enfermedades crónico degenerativas como la hipertensión arterial.

Asimismo recomendó disminuir el consumo de sal y grasas, abandonar el hábito de fumar, moderar el consumo de alcohol, hacer ejercicio y bajar de peso si se padece obesidad

Imprimir