México, primer lugar en muerte por infarto en hospitales | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 16 de Mayo, 2018

México, primer lugar en muerte por infarto en hospitales

La gente está llegando a tiempo, pero algo estamos haciendo mal, reconoce Pablo Kuri, subsecretario de Salud. En Foro Salud MX, reconocen avances, como incremento en la esperanza de vida y las campañas de vacunación

México, primer lugar en muerte por infarto en hospitales | La Crónica de Hoy

En el marco del “Foro Salud MX”, especialistas del sector reconocieron que en México ha habido muchos avances en cuanto al incremento en la esperanza de vida, campañas de vacunación que ha permitido erradicar muertes infantiles por enfermedades gastrointestinales, aunque el reto es hacer frente a las muertes ocasionadas por enfermedades no transmisibles, como diabetes, obesidad, sobrepeso e hipertensión, las cuales causan afecciones cardiovasculares.

En materia de infraestructura hospitalaria se resaltó la carencia no sólo de camas de hospital disponibles, sino de equipos médicos de alta especialización, aspectos que deberán atenderse, en el mediano plazo, ya que el bono demográfico del cual goza hoy nuestro país, en los próximos años, se convertirá en un problema de atención para personas de la tercera edad.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, de la Secretaría de Salud (SSa), Pablo Kuri Morales, durante su participación en el Foro, resaltó que México ocupa el vergonzoso primer lugar en número de muertes por infarto agudo al miocardio intrahospitalario, “es decir, que la gente está llegando a tiempo a los hospitales, pero algo estamos haciendo mal, que la gente se está muriendo en los hospitales”, por lo que debe mejorar la calidad de atención.

México es un país de grandes instituciones —sostuvo—, en donde se han conformado grandes instituciones con capacidad de interacción las cuales han demostrado que sí se puede mejorar, aunque también hay que reconocer que se puede mejorar y aún tenemos grandes pendientes, como es el problema actual de sobrepeso, obesidad, así como diabetes.

Al respecto, sostuvo, que a nivel mundial el problema de obesidad y sobrepeso, está presente en casi todos los países del orbe, excepto en África, y si no se ha logrado encontrar una solución a este grave problema, es básicamente porque,  no se ha logrado crear conciencia en las personas de la importancia de adoptar cambios en su vida y alimentación de manera responsable. Muestra de ello, es que en México del año 2000 al 2016, murieron un millón 200 mil personas, por complicaciones relacionadas con la diabetes.

DÉFICIT HOSPITALARIO Y HUMANO. El presidente del Consejo Directivo de la Fundación Mexicana para la Salud (FunSalud), Pablo Escandón, resaltó que existe un déficit en el sector salud a nivel general, y de prevalecer dicha tendencia, hacia el 2030 habrá una carencia de 300 mil camas de hospital disponibles, porque en la actualidad, en México el promedio es de 1.5 camas por cada mil habitantes, mientras que en países integrantes de la OCDE la cifra es de cinco camas.

Asimismo, el déficit de médicos y enfermeras hacia el 2030 será de unos 400 mil doctores y 700 mil enfermeras, sin contar los médicos especialistas, ya que en la actualidad hay muchos pediatras y ginecólogos, pero eventualmente se necesitarán muchos más geriatras y obstetras, destacó.

A su vez, el doctor David Kershenovich, director general del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, alertó en la urgencia de que la Secretaría de Salud participe en la acreditación de escuelas de medicina, ya que del total de 161 escuelas o programas de medicina que hay en el país, son más las que no están acreditadas 78, contra 66 que sí lo están.

En su oportunidad, el exsecretario de Salud, Julio Frenk Mora, se pronunció “por dar un auténtico paso hacia un verdadero sistema universal de salud, para lo cual es necesario una nueva generación de reformas, que efectivamente garantice a todas las personas no sólo cobertura, sino un trato igualitario”.

La finalidad, precisó, es contar con un sistema no sólo que cubra a todos, sino bajo las mismas reglas con los mismos beneficios, de ahí, reiteró porque se haga el “último esfuerzo para cuidar a todo mundo con los mismos derechos”, y que no sea ni parcial, ni segregado.

Para ello, dijo, se necesita instaurar no un sistema único, sino uno uniforme, es decir, ya que hoy en día, luego de todos los cambios que se dieron en materia de salud en las últimas cuatro presidencias, y contar con tres sistemas públicos de atención: IMSS, ISSSTE, Seguro Popular, además de los servicios privados.

Por delante esta, dijo, esta tomar la decisión de un sistema de monopolio público, como aplica en Cuba, en todo es para todos, con un programa de servicios médicos y medicamentos gratuitos para la población, cuyo costo sería una disminución de los costos administrativos si se hace bien, pero la desventaja es que impide la capacidad de elección entre un servicio y otro por parte de los pacientes, al tiempo de que al no haber competencia desincentiva la calidad y eficiencia de los servicios.

La otra opción, dijo, es la de un sistema de pluralismo estructurado, en el cual las secretarias federal y estatales establecerían un sistema precisamente estructurado con la prestación de servicios públicos y privados todos con las mismas reglas de atención. La ventaja es que este sistema ha demostrado su funcionalidad, ya que es el que opera en los países miembros de la OCDE.

Imprimir