México muestra nueva generación de cineastas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 16 de Mayo, 2018

México muestra nueva generación de cineastas

México muestra nueva generación de cineastas | La Crónica de Hoy

México enseñó ayer en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes una muestra de su nueva cinematografía, que tuvo como embajadores a cuatro cortometrajes de estilos y temática variada.
Lo que nunca se dice bajo el sol, de Eduardo Esquivel; Vuelve a mí, de Daniel Nájera; Aguas tranquilas, aguas profundas, de Miguel Labastida, y el documental Tierra de brujas, mar de sirenas, de Delia Luna Couturier, llegaron a la Costa Azul de la mano del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM).
La alianza entre Cannes y Morelia se remonta a la génesis de este último, en 2003, cuando se acordó que el FICM proyectaría las películas de la Semana, y dos años después se abrió el camino inverso con una selección de proyectos mexicanos.
La Semana, apartado paralelo de Cannes creado en 1962 por el Sindicato Francés de la Crítica de Cine, está consagrada a descubrir jóvenes promesas, de quienes proyecta sus primeros o segundos largometrajes, y apostó en su día por Guillermo del Toro o Alejandro González Iñárritu.
Los cortometrajes, según Michel, sirven de detector de los nuevos talentos, y los cuatro seleccionados reflejan el buen momento que a su juicio atraviesa el cine mexicano, con “una producción muy diversa, muy numerosa, de muchísima calidad y un público muy ávido”.
Ninguno obvia las dificultades de sacar adelante proyectos en un ambiente en el que, por ejemplo, tres estudiantes de cine desaparecieron el 19 de marzo en Jalisco y sus cuerpos fueron hallados diluidos en ácido.
Pero en este inicio de sus trayectorias, mantienen intacta la voluntad de hacer oír sus voces: “Es importante hablar de la violencia porque la estamos viviendo, pero para sobreponernos también hay que rescatar todo lo que tenemos”, resume Couturier, que ve el cine “como arma de cambio y como forma de encontrarnos como sociedad, cultural e históricamente”.

Imprimir