La Esquina

La Esquina

Margarita Zavala renunció a tiempo, con conciencia política respecto a su fuerza, sus posibilidades y lo que está en juego en esta elección. Fue una decisión valiente.  Al tomarla ahora, se queda con cierto capital político, que podrá usar posteriormente en vez de dilapidarlo. Queda para la historia su esfuerzo (y para revisión, las condiciones de competencia de los independientes).

Imprimir

Comentarios