Deportes

Atlético de Madrid, campeón de la Europa League por tercera vez

Los colchoneros golearon 3-0 al Olympique de Marsella, con un doblete del francés Antoine Griezmann, mientras que el desafío a la cábala mundial del francés Dimitri Payet al tocar el trofeo previo al partido, le costó perder la final y salir lesionado

El delantero francés Antoine Griezmann confirmó su condición de estrella mundial, al marcar un doblete que encaminó al Atlético de Madrid a coronarse en la final de la UEFA Europa League, tras vencer por un contundente 3-0 al Olympique de Marsella, que a pesar de su buen inicio, el haber cometido un error en la zaga le costó el partido.

Pese a la poca visibilidad por el exceso de bengalas en la tribuna al iniciar el partido, Olympique tuvo un arranque sorpresivo al salir a presionar al conjunto colchonero, que desconcertado se salvó de recibir la primera anotación al minuto tres, cuando el francés Dimitri Payet le filtró el balón por el centro a Valére Germain, quien frente al arco voló su disparo.

Poco después un disparo de Adil Rami se fue apenas por un lado del arco del portero polaco Jan Oblac, cuando el Marsella dominaba a un equipo español que metió pierna fuerte e intensidad para suplir su falta de ideas en la cancha para aguantar el empate, mientras el cuadro francés llegó nuevamente con otro tiro muy cruzado de Bouna Sarr. 

Fue hasta el minuto 13 que el Atlético de Madrid pudo llegar por primera vez a la portería rival, con un tiro muy descompuesto de Koke, en momentos en que los colchoneros pudieron contener un poco el ímpetu de los franceses, que cometieron un error garrafal en zona de seguridad que les costó el primer gol, del cual nunca se pudieron recuperar.

Con el dominio del partido, el Olympique jugó una pelota de seguridad a su arquero Steve Mandanda, que intentó salir por el centro con André Anguissa, quien en un grave error técnico controló mal y el balón le cayó a Gabi, quien a su vez de primera sirvió para Griezmann y éste marcó por abajo el 1-0 al minuto 20.

La forma en que recibieron el primer gol desalentó al equipo francés, y muy caro le costó al francés Dimitri Payet haber desafiado la cábala futbolística mundial de no tocar el trofeo antes de iniciar el partido, ya que el seleccionado francés tuvo que dejar la cancha al minuto 30 por un desgarre muscular en el bíceps femoral derecho, lo que prácticamente aniquiló anímicamente al Olympique de Marsella.

Con la mínima diferencia, el Atlético estuvo en su hábitat natural, se paró bien en sector defensivo, tuvo solidez, contragolpeó con peligro y metió pierna fuerte, lo que convirtió el juego en un duelo ríspido que requirió que el árbitro holandés Bjorn Kluipers mostrara varias amonestaciones por bando para calmar  los ánimos.

Ya con algo de lluvia en el Estadio Olímpico de Lyon, el cuadro madrileño salió con mayor decisión en la segunda parte y después de un primer aviso de Ángel Correa, Griezmann mostró su clase mundial y contundencia, al recibir un excelente pase de Koke y ante la salida del portero el atacante galo bombeó con maestría para el 2-0.

Con el control del encuentro, el cuadro español empezó a darle toque a los franceses, que desesperados mostraban impotencia, como el caso del capitán y zaguero central Luiz Gustavo, quien primero dio una patada descarada a Griezmann, luego cometió mano dentro del área y tras propinar un codazo a Koke, finalmente fue amonestado y jugó gratis buena parte del segundo tiempo.

No obstante, el Marsella reaccionó, aunque en la búsqueda de acortar distancias dejó espacios que los colchoneros aprovecharon para llegar con peligro.

El Olympique, en un remate con la cabeza del griego Konstantinos Mitroglu estuvo cerca de anotar, pero el balón se estrelló en el poste y luego Jordan Amavi sacó disparo que contuvo bien otra vez el guardameta Oblak.

Con el Marsella volcado al frente, vino el tercer tanto del Madrid, en una jugada que inició Griezmann para Diego Costa a la izquierda, éste controló y cedió para Koke, quien entregó al otro lado para la llegada de Gabi Fernández, quien con remate cruzado marcó el 3-0 que selló el tercer título para los colchoneros en la Europa League.

Momentos muy emotivos se vivieron casi al final del juego, cuando Fernando El Niño Torres ingresó para ser parte de este título, único campeonato que logró en su trayectoria el ídolo del Atlético de Madrid y del futbol español, que recibió una sonora ovación en el Estadio Olímpico de Lyon.

La victoria otorga al Atlético de Madrid el derecho a disputar la Supercopa de Europa, contra el vencedor de la Champions League entre Real Madrid y Liverpool, mientras que Marsella perdió por tercera vez una final en este certamen.

Imprimir