Segundo debate: La educación en la CDMX - Ulises Lara López | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 17 de Mayo, 2018
Segundo debate: La educación en la CDMX | La Crónica de Hoy

Segundo debate: La educación en la CDMX

Ulises Lara López

Alejandra Barrales, la exsecretaria de Educación de la Ciudad de México, ahora una de las candidatas a la Jefatura de Gobierno por la coalición Por la CDMX al Frente, presentó el proyecto La Nueva CDMX que, dijo, busca “transformar un viejo aeropuerto en el nuevo pulmón de la Ciudad de México”, en las 746 hectáreas que dejará vacantes el actual aeropuerto, que serán utilizadas para devolverle la vocación “lacustre” a la capital y habilitarla como una Ciudad Universitaria II, para que más de 100 mil jóvenes no se queden fuera de la universidad, así como un amplio espacio educativo que buscará contar con el respaldo de la misma UNAM y el Politécnico Nacional; también propone que la actual zona de hangares se destine a áreas deportivas y de promoción cultural y sea denominada Nuevo Chapultepec.
¿Sabrá la ex líder sindical que para la UNAM este año se aprobó un presupuesto con aportaciones federales de 38 mil 300 millones de pesos, mientras que los ingresos propios ascienden a más de cuatro mil 895 millones de pesos y que para este 2018 se destinarán 26 mil 342 millones de pesos a la docencia, que corresponden al 61 por ciento del presupuesto total? Seguramente lo desconoce. Pues la principal actividad docente se concentra en licenciatura y posgrado (77.9 por ciento) y el restante se asigna al personal académico de bachillerato.
El gasto en infraestructura para una CU II sería incalculable en este momento, debido a su acondicionamiento y muy probable construcción de aulas, laboratorios, auditorios, bibliotecas y centros de cómputo. En particular si, como lo plantea Barrales, se ofrecerían carreras de ingeniería automotriz, aeronáutica y electrónica, lo que significa contar con equipamiento necesario y de vanguardia para que garanticen un futuro tangible a los egresados, lo cual incrementa los costos del proyecto.
También resulta evidente que desconoce los recursos de las otras instituciones a las que ofreció darles espacio en el predio que ocupa el actual aeropuerto, porque no les alcanzaría para una nueva sede y aumentar su presupuesto, ya que está fuera de su alcance. Para el IPN y el Tecnológico Nacional de México, sus asignaciones se deciden en el Congreso de la Unión y este año fueron por 16 mil 348 millones y 15 mil 981 millones respectivamente. Finalmente, a la UACM le asigna su presupuesto la ALDF (próximo Congreso local) y este año le otorgaron 897 mdp. Cabe señalar que la petición de la UACM fue por mil 200 millones y la coalición mayoritaria en la Asamblea Legislativa —que es la misma que la postula a la Jefatura de Gobierno— es la que restringió sus recursos.
Cuando encabezó la Sedu de la CDMX, organizó un acto masivo para celebrar el Día del Maestro, mismo que repitió como acto de campaña, donde aseguró que su gobierno será el principal aliado de las y los profesores, pues reconoce en la Educación la clave para transformar la situación del país que, según ella, necesita maestros felices, bien pagados, que no tengan duda ni miedo de que van a perder el empleo y que quieran seguirse preparando, es decir, es una defensora de la reforma educativa.
Otra de sus grandes propuestas (que no logró cuajar durante su gestión) es la tarjeta de transporte para que los estudiantes de preparatorias y universidad lleguen a sus planteles y regresen a sus casas de forma gratuita, planteamiento que requiere de una buena logística y estudios de origen-destino para hacerlo posible; pero eso no lo considera, porque el objetivo de su planteamiento es evitar la deserción (¡!). Una prueba más de su poco conocimiento del tema, ya que de los factores centrales que influyen en el abandono escolar no es el financiero el principal, mucho menos el gasto en transporte, sino una combinación de elementos vinculados a la oferta de los modelos educativos, la pertinencia de contenidos, expectativas personales y profesionales, situaciones de violencia directa, simbólica o estructural, entre otros.
 Además, en buena medida, el apoyo que se otorga a más de 400 mil alumnos a través del programa Prepa Sí se utiliza en gastos complementarios de los alumnos y aunque lo reconocen como una ayuda importante, en los nueve años que lleva operando el programa, no ha disminuido de manera sustantiva los índices de deserción escolar en media superior.
Mikel Arriola propone titulación sin costo, transporte público gratuito, internet gratuito, crédito para la primera vivienda, dinero y capacitación para proyectos productivos. Acusó que por culpa del Gobierno de la CDMX 50por ciento de los jóvenes de 18 a 25 años no tiene trabajo y 65 por ciento gana menos de cinco mil pesos al mes. De sus propósitos no quiero hablar porque no son más que eso, buenos deseos, carecen de cálculos de inversión real y pueden ser incluso irrealizables por el marco legal vigente.
Pero señalar que un gobierno estatal es el responsable de la falta de empleo o del poco nivel de ingresos es una mala broma para cubrir su pasado, todos sabemos que eso es un problema estructural del país, resultado de más de 30 años de una política económica que apostó a la apertura de los mercados con la oferta de mayor desarrollo pero que nos volvió maquiladores y dependientes, con bajo o nulo crecimiento del PIB y, en consecuencia, no hay empleo para nuestros egresados en el mercado laboral y, en efecto, el promedio de ingresos nacionales es cercano a los $5,000 pesos, todo lo anterior promovido desde los gobiernos del partido que postula a Mikel.
Para Claudia Sheinbaum la propuesta educativa implica atender, desde la primera infancia hasta la universidad, una red de estancias infantiles gratuitas y mejorar la infraestructura educativa en la CDMX. Instaurar la Agencia de Energías Renovables y promete crear más de 500 mil empleos formales y estables. Sabemos que insistirá en que se trasladen todos los servicios, planteles, infraestructura y nómina de la educación básica a la ciudad, que ha sido uno de los temas que incluso en la recientemente aprobada Constitución de la CDMX quedó dentro de los transitorios y que al parecer sólo podrá concretarse con la llegada de AMLO a la Presidencia.
De lograrlo, uno de sus desafíos principales será aprovechar la descentralización del nivel básico para que se transfieran los subsistemas de educación media superior como los CETIS, CBTIS, Conalep y Colegio de Bachilleres y construir un robusto y eficiente sistema de bachillerato de la Ciudad de México que logre abatir la deserción y el rezago de millones de jóvenes que, por alguna razón, no han concluido ese nivel de estudios.
Por último quisiera comentar que no hubo menciones claras de los demás candidatos, excepto Mariana Boy, quien propone que el Gobierno de la CDMX tenga el control total de la Educación. Me sorprende porque el partido que la postula ha sido un ferviente opositor a la descentralización de los servicios educativos a la ciudad. Incluso propuso que todo plantel educativo tendrá agua, luz e internet, así como fortalecer el programa “Prepa Sí». Estoy convencido que es una táctica de campaña para ganar los votos del target de los millenials al que Boy dirige su mensaje, presencia y estilo.
Epílogo: La UNAM, a diferencia de otras épocas, no ha permitido hacer campaña abierta a los candidatos, pero esto no ha detenido a los jóvenes y organizan simulacros de votación. Lo bueno es que faltan menos días para elegir y ya hay punteros.

 

 

Imprimir

Comentarios