Una decisión en libertad - Luis Sánchez Jiménez | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 17 de Mayo, 2018
Una decisión en libertad | La Crónica de Hoy

Una decisión en libertad

Luis Sánchez Jiménez

La renuncia de Margarita Zavala a la contienda por la Presidencia de la República es una difícil decisión que muestra el talante y madurez de una mujer política, que evalúa el actual momento y su circunstancia personal, arribando a la conclusión de que aporta más retirándose y dejando en libertad de decisión a quienes la apoyaron en los últimos meses, que manteniéndose con escasas posibilidades de triunfo.
Para la expanista y primera mujer en conseguir la candidatura a la Presidencia sin el apoyo de un partido político, su decisión se inscribe en un proceso electoral que ha mostrado las notables deficiencias del marco jurídico y de competencia para impulsar efectivamente la existencia de candidaturas independientes, en un sistema de partidos que mostró apertura a regañadientes, una ejecución operativa deficiente por parte del INE e interpretaciones extremas por parte del Tribunal Electoral que validó sin más la presencia en la boleta de un candidato que simuló una cantidad significativa de apoyos para lograr su registro.
Cada proceso electoral tiene sus particularidades y el actual tiene como componente singular la presencia, por primera vez, de un número incipiente de candidatos sin partido político, independientes de ellos, que arriban a las contiendas electorales buscando alcanzar cargos de representación popular que van desde integrantes de un cabildo o una presidencia municipal hasta el cargo de Presidente de la República.
Con la decisión y el dilema resuelto por Margarita Zavala, basada en un acto de libertad personal, ahora corresponde a las y los cientos de miles de ciudadanos que apoyaban su candidatura resolver su propio dilema de acudir o no a votar el 1 de julio y, en caso afirmativo, decidir a favor de quién hacerlo, determinación que en número sobrepasa al mero grupo denominado “calderonista”. No se trata de trasladar apoyos de un lado a otro; sin embargo, el perfil de las y los ciudadanos que respaldaban las aspiraciones de la señora Zavala no parece ser tan heterogéneo y podrían comportarse más o menos de forma parecida entre ellos.
En cualquier caso, la renuncia de Margarita Zavala a sus aspiraciones presidenciales es una coyuntura inesperada en el proceso electoral, que puede variar en cierto grado las preferencias electorales y, sumado a los dos debates que restan, podría configurar un replanteamiento de la segunda mitad del periodo de campaña en la elección presidencial.
Para el sistema electoral y para la sociedad misma, no es una buena noticia que la única candidata a la Presidencia se baje de la contienda. Margarita Zavala ha tenido que lidiar a contracorriente en la vida política, entre otras razones, por su condición de mujer, al igual que muchas otras que, antes y ahora, enfrentan la resistencia de un sector machista incapaz de asumir las capacidades y los derechos de las mujeres para ser postuladas y convertirse en representantes populares o asumir cargos ejecutivos. Queda en evidencia la necesidad de incluir a más mujeres en la llamada clase política mexicana.
En toda contienda electoral, el juego de las estrategias y las tácticas se pone en práctica cada día de la campaña. El próximo domingo se realizará el segundo debate, ya sin la presencia de Margarita Zavala. Su ausencia se sentirá y gravitará con peso etéreo aún por concretarse. Quizá al término del encuentro en Tijuana alguno de los candidatos pueda convencer más que otros a las y los ciudadanos que apoyaron a la candidata independiente, así como a aquellos posibles votantes que hoy todavía podrían cambiar de parecer en su preferencia. Este arroz aún no se ha cocido.


Senador de la República
Twitter: @SenLuisSanchez

Imprimir

Comentarios