Academia

Cultura y casos de éxito, ejes de la Semana de la Diversidad Biológica

Riqueza. Del 22 al 26 de mayo en la Biblioteca Vasconcelos se llevarán a cabo conferencias, obras de teatro, conciertos y proyección de documentales sobre la riqueza biológica de México. Además se presentarán casos exitosos de rescate de especies animales y vegetales amenazadas; restauración de ecosistemas, y aprovechamiento ordenado de áreas naturales

Con cinco días de conferencias, obras de teatro, conciertos y proyección de documentales sobre la riqueza biológica de México, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) celebrará, del 22 al 26 de mayo, la Octava Semana de la Diversidad Biológica. Estas actividades en la Ciudad de México se sumarán a cientos de esfuerzos de divulgación realizados en todo el país por escuelas, organizaciones de la sociedad civil, gobiernos locales y grupos universitarios, informó Carlos Galindo, director de Comunicación Científica de la Conabio.

“La cultura es una pieza clave para que las personas adopten como suyos, los temas ambientales. Desde Conabio buscamos que los temas ambientales sean parte de la cultura en México”, añadió Galindo Leal.

“Uno de los objetivos de la Semana de la Diversidad Biológica, que este año llega a su 8ª edición, es lograr que las personas se involucren en el conocimiento y cuidado de la diversidad, y en vista de que en muchas ocasiones no saben cómo participar, la actividad les provee herramientas para que puedan dar a conocer sus experiencias”, agregó.

CRECIMIENTO CONSTATABLE. La Semana de la Diversidad Biológica es un esfuerzo mexicano que nació con la idea de que era insuficiente dedicar sólo un día del año a hablar sobre la importancia del patrimonio natural de este país y del mundo.  A nivel global se conmemora el Día Internacional de la Diversidad Biológica el 22 de mayo, por un acuerdo de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), aprobado en el año 2000.  

Desde el año 2010, la Conabio realiza esfuerzos para que la Biodiversidad sea observada y celebrada a lo largo de una semana. La estrategia ha sido innovadora desde su origen porque no se trató de que una sola institución concentrara todos los trabajos sino de que esa institución invitara y estimulara a todo tipo de grupos a realizar una actividad sobre biodiversidad.

El crecimiento de públicos para estas actividades ha sido exponencial. En el primer año, 2010, se realizó un ciclo de conferencias en la Librería Rosario Castellanos, con una asistencia promedio de 20 personas por conferencias. Para el año 2017, en la séptima edición de la Semana, se contó con la participación de 176 diferentes organizaciones e instituciones de 31 estados y 603 actividades.

En 2018, la Biblioteca Vasconcelos volverá a ser la sede principal de las celebraciones en la Ciudad de México. Ahí se presentarán, a lo largo de los primeros cuatro días, casos mexicanos de éxito en rescate de especies animales y vegetales amenazadas; restauración de ecosistemas, y aprovechamiento ordenado de áreas naturales.

Durante la conferencia de prensa realizada ayer en la Biblioteca Vasconcelos para presentar las actividades de la Semana, el representante de la Conabio informó que en esta ocasión las actividades estarán enfocadas a historias de éxito, “porque las buenas noticias no se escuchan tan a menudo y al conocerlas podemos darnos cuenta de que es posible cambiar la situación de, por ejemplo, las especies en peligro o de las áreas naturales que requieren restauración”.

En entrevista con Crónica, el mismo Carlos Galindo dijo que muchas de las actividades de la Semana van enfocadas a crear en los niños y jóvenes un sentimiento de aliento y no un sentimiento de impotencia ante la degradación de los ecosistemas.

“Los casos de éxito existen y hay que darlos a conocer para que sean repetidos o que sirvan de ejemplo a otros esfuerzos”, puntualizó Galindo.

Con el lema Historias de éxito: acciones por la naturaleza se hace un llamado para que los interesados en el conocimiento y el cuidado de la diversidad biológica se sumen y participen desde sus respectivos estados en los temas de manejo, conservación, restauración, políticas públicas, educación, comunicación y conocimiento. Por lo cual los interesados en realizar algún evento en el interior de la república pueden registrarse en internet (en la página http://www.biodiversidad.gob.mx/Difusion/SDB/2018/index.php?r=semana/admin).

Ramón Salaverría, subdirector de la Biblioteca Vasconcelos, recinto en el que se realizarán diferentes actividades de la Octava Semana, organizada por la Conabio y la Secretaría de Cultura, destacó que las cerca de cinco mil personas que visitan diariamente la biblioteca encontrarán interesantes las charlas, videos y talleres, ya que es una buena manera de que el público se interesé en temas de la diversidad y en especial la que respecta a nuestro país.

Además, comentó que “este evento tiene interés desde el punto de vista bibliotecario, porque la biblioteca pública suele asociarse con el ámbito literario y en realidad va más allá y toca todos los ámbitos del conocimiento, de ahí que intentamos tener actividades relacionados con la naturaleza durante todo el año, un ejemplo son la Semana del Árbol y las caminatas que organizamos por el jardín de la biblioteca”.

Darío Velasco, del colectivo Chinampayolo, habló del proyecto de esta agrupación, que será presentado como caso de éxito, en el cual ha trabajado junto con otros compañeros en la restauración de chinampas (un método mesoamericano de agricultura), las cuales han tenido un proceso de degradación por el uso de fertilizantes. “Trabajamos en desarrollar buenas prácticas chinamperas, en la conservación del ambiente y a la par llevamos a cabo la comercialización de diferentes productos; tratamos de involucrar a la comunidad de las chinampas de Xochimilco, para que participen en el cuidado de esta zona de la ciudad, rica en biodiversidad”.

En la presentación de la 8ª Semana de la Diversidad Biológica estuvieron presentes Fernanda Rivero, directora del Festival Cine en el campo, una iniciativa que cumple una década de llevar cine a comunidades rurales del país y que este año se une al tema de la semana como historia de éxito, además de que algunos de los cortometrajes de ediciones pasadas serán parte de las actividades de este año.

“En estos diez años hemos dado más de 700 funciones de cine en plazas, parques y canchas deportivas de muchas comunidades rurales; hemos recibido más de 300 cortometrajes de 20 países y en total hemos tenido más de 150 mil espectadores. Para la convocatoria de esta edición los cortometrajes deberán hablar de acciones por la naturaleza y en especial de historias de éxito. Los videos serán parte de una gira a realizarse durante octubre y noviembre por Yucatán, Quintana Roo, Chiapas, Durango, Oaxaca, Guanajuato, Puebla, Veracruz y Ciudad de México”.

La inauguración de la 8ª Semana de la Diversidad Biológica se llevará a cabo el próximo 22 de mayo, Día Internacional de la Diversidad Biológica.

Imprimir