Ciudad

Se incorporan 282 policías a vigilancia en la Central de Abastos

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina informó que se incorporarán 282 oficiales a las labores de vigilancia dentro y fuera de la Central de Abastos, en la delegación Iztapalapa, después de los hechos violentos registrados en las últimas semanas.
“El incremento de policías generará un beneficio a los cuidados que habitan y transitan en la delegación Iztapalapa y reforzarán la presencia policial en zonas comerciales y turísticas para bienestar de las familias capitalinas”, comentó el subsecretario de Desarrollo Institucional de la SSP de la Ciudad de México, Alfredo Hernández Velázquez.
El funcionario agregó que los elementos de seguridad no están asignados a una tarea en específica, sino que “de acuerdo con las necesidades del servicio, se les dará la distribución de los elementos que ya cumplieron con los requisitos normativos”.
Con estas medidas, se busca acabar con distintos delitos, así como  reforzar la vigilancia en zonas estratégicas; un ejemplo, señala la institución, es la Central de Abasto, donde estos nuevos policías y conforme las necesidades de esta área comercial brindarán certeza de seguridad a compradores y comerciantes.
Los nuevos oficiales se incorporarán a 800 unidades que participan en un operativo de vigilancia en la Central de Abastos, que trabajan desde el 9 de mayo.
También se sumarán agentes de la Policía Auxiliar, quienes también están autorizados a realizar revisiones preventivas a distintos trabajadores, visitantes, vehículos de carga y particulares, al igual que motocicletas que circulan en el circuito del mercado.
HECHOS. El domingo 5 de mayo autoridades informaron que un sujeto de 30 años de edad atacó a balazos a la oficial Margarita Rivera; el asesino, identificado como Tiburcio “N”, admitió durante su detención que él y otros sujetos habían realizado un atraco en una cremería y se llevaron 50 mil pesos en efectivo.
Los comerciantes señalan que incluso antes de la muerte de la policía, han sido víctimas de varios sucesos delictivos que les afectaban para vender.

Imprimir