Mundo

EU suspende ejercicios militares con Surcorea para salvar cumbre Trump-Kim, dice el WSJ

El rotativo dice que en la maniobra iban a participar bombarderos estadunidenses B-52 y aviones de guerra surcoreanos, y también iba a contar con aeronaves de Japón

Con el fin de no dar motivos a la cancelación de la pactada histórica cumbre entre el presidente de Estados Unidos Donald Trump, con el líder norcoreano Kim Jong-un, ayer el Departamento de Defensa de EU se echó para atrás y suspendió un ejercicio militar que iba a realizar con Corea del Sur, tras las amenazas de Pyongyang de que no habría reunión si estas provocaciones bélicas continuaban, informó ayer el periódico The Wall Street Journal.

En la maniobra militar iban a participar bombarderos estadunidenses B-52 y aviones de guerra surcoreanos, y también iba a contar con aeronaves de Japón, según el rotativo, que cita fuentes oficiales estadunidenses.

Pero, según el WSJ, el gobierno de Corea del Sur expresó a comienzos de esta semana su ­preocupación de que ese ejercicio pudiera despertar recelos en el vecino del norte ante la proximidad de la cumbre que, en principio, celebrarán el 12 de junio en Singapur el presidente Donald Trump y Kim Jong-un.

PRESIÓN. El periódico neoyorquino recordó que la decisión de descartar el ejercicio militar contrasta con repetidas afirmaciones del gobierno de Trump, asegurando que sigue ejerciendo la máxima presión económica y militar sobre Pyongyang para que cese en el desarrollo de su programa balístico y nuclear.

El plan inicial era que dos bombarderos B-52 volaran desde una base estadunidense en la isla de Guam, que se unieran a fuerzas aéreas de Corea del Sur y de Japón y realizaran una “entrada mínima” al espacio aéreo surcoreano.

Pero, después de consultas realizadas a comienzos de esta semana, los bombarderos de EU regresaron a Guam poco después de realizar una misión de entrenamiento cerca de Okinawa, en Japón, sin entrar en el espacio aéreo surcoreano y sin la participación de aviones del Corea del Sur.

PRUDENCIA. Una fuente del Comando del Pacífico de EU confirmó al Journal que los B-52, que pueden portar armas nucleares, están realizando su “continua misión” en el teatro de operaciones, que algunas veces incluyen “interacciones conjuntas”, pero sin precisar detalles.

Por otra parte, el gobierno de Seúl minimizó ayer la importancia del súbito distanciamiento de Pyongyang y apostó por seguir mediando para garantizar el éxito de la cumbre entre Corea del Norte y EU, que peligra por las diferencias en torno al mecanismo de desnuclearización.

“Estamos tan sólo en el comienzo del proceso y no vamos a parar o a titubear en nuestro avance hacia la paz en la península coreana”, explicó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio surcoreano de Unificación, Baek Tae-hyun.

Imprimir