Nacional

EPN promulga la Ley General de Mejora Regulatoria

Delineó cuatro acciones del nuevo ordenamiento

La impunidad y la corrupción se incrustan en la sociedad cuando las instituciones son débiles o deficientes, admitió el presidente Enrique Peña Nieto quien advirtió que estos males no desaparecen con buenos deseos sino con instituciones que garanticen el cumplimento de la Ley. 

Al promulgar la Ley General de Mejora Regulatoria, el mandatario delineó cuatro acciones del nuevo ordenamiento: se eleva a rango de política de Estado la mejora regulatoria, obligando a las autoridades de los tres órdenes de gobierno a perfeccionar sus regulaciones, simplificar sus trámites y a mejorar sus servicios; se crea el Sistema Nacional de mejora regulatoria; se concentrará en un solo portal de internet todos los requerimientos federales, estatales y municipales y se involucrará a la sociedad para que vigile que lo plasmado en esta ley se cumpla a través del observatorio nacional de mejora regulatoria. 

En su mensaje señaló que esta ley general es un antídoto contra la poca transparencia o la opacidad, contra la corrupción, contra la arbitrariedad, contra la ineficacia, contra la incongruencia y la falta de ética en el servicio público.

El presidente Peña Nieto dijo  que esta ley, sobre todo, empodera al ciudadano brindándole certeza jurídica en los tiempos, procedimientos y costos de los trámites que deba realizar ante los tres órdenes de gobierno.

Durante su intervención afirmó que “un Gobierno fuerte no es sinónimo de un Gobierno omnipresente, sino de un Gobierno ágil, moderno y eficaz que responde oportunamente a los requerimientos del ciudadanos”.

Acompañado por el titular de la Cofemer, el secretario Ildefonso Guajardo, y legisladores, el Jefe del Ejecutivo señaló que en esta administración nos comprometimos a establecer una política profunda que nos permitiera asegurar que, en adelante, los trámites que sean requeridos en los tres órdenes de gobierno y en los distintos Poderes, sean parte de un sistema que permita abaratar los costos.

Hizo hincapié en la importancia de mejorar los trámites concernientes al gobierno federal.

“Entre 2012 y 2018, el costo de los trámites realizados en el orden federal se redujo de 4.25 por ciento con respecto del PIB, a 2.58 por ciento”, dijo.

Explicó que “ello significa que ha habido ahorros estimados por más de 200 mil millones de pesos que los mexicanos han dejado de pagar por los trámites que realizan en el orden federal”.

Para dar contexto a este importante paso, el Ejecutivo Federal mencionó que el costo de los trámites en los países miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), “es del orden de 2.5 por ciento con respecto al Producto Interno Bruto; es decir, prácticamente nos hemos acercado en el ámbito federal a lo que significa en costo el promedio que tienen los países de la OCDE”.

Añadió que se da un paso decisivo para abatir su rezago regulatorio y transitar de un enfoque federal, a una auténtica visión nacional con la activa participación de la sociedad.

“Es un avance en la dirección correcta en el que sin duda hay mucho por hacer pero hoy se ponen los cimientos y se sientan las bases para ir ordenando todo lo que tiene que ver con la regulación que hay en todo el país en todos los poderes en los distintos órdenes de gobierno”, dijo el presidente.

Ante dirigentes de organismos empresariales, funcionarios, legisladores y el presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), Arturo Núñez, el Presidente felicitó a diputados y senadores toda vez que hace tres semanas el Congreso de la Unión aprobó esta ley general con respaldo de las principales fuerzas políticas del país. 

Por ello, el mandatario reconoció la tarea de los legisladores por este paso que sienta bases importantes para que los mexicanos paguen menos para realizar trámites. 

Hizo extensiva esta felicitación a los integrantes de la academia, las cámaras empresariales y organizaciones de la sociedad civil que contribulleron a la realización de la Ley.

Imprimir