Enfermedad Inflamatoria Intestinal afecta más a población del norte del país | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 19 de Mayo, 2018

Enfermedad Inflamatoria Intestinal afecta más a población del norte del país

Un tercio de los casos aparecen aproximadamente antes de los 20 años de edad, la mayoría ocurren en la adolescencia.

Enfermedad Inflamatoria Intestinal afecta más a población del norte del país | La Crónica de Hoy
Adecuado diagnóstico permite el tratamiento oportuno

La compañía biofarmacéutica AbbVie subraya cada 19 de mayo, día en que se conmemora el Día Mundial de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII),para dar a conocer y apoyar a los más de cinco millones de personas en todo el mundo que viven con la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa (CU) y dar información de valor para apoyar a los pacientes que viven con enfermedad de Crohn (EC) y Colitis Ulcerosa (CU). Con datos aportados por el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, en México el número de hospitalizaciones por EII aumentó 1.99 veces en un periodo de 11 años afectando más a la población del norte del país como Nuevo León, Chihuahua y Coahuila. 

Las enfermedades inflamatorias intestinales (EII) son trastornos crónicos que afectan principalmente el intestino, ocasionando a menudo dolor abdominal recurrente y diarrea crónica. Estas enfermedades aparecen principalmente entre los 15 y 35 años, afectando tanto a hombres como mujeres.

Los dos tipos más frecuentes de enfermedades inflamatorias del intestino son: la enfermedad de Crohn (EC) y la Colitis Ulcerosa (CU). Ambas tienen muchas similitudes entre sí, siendo a veces difícil distinguirlas. Existe una tercera EII, denominada Colitis Indeterminada, la cual comparte características de ambas enfermedades y sólo la evolución puede determinar su diagnóstico final.

La Colitis Ulcerosa solo afecta la mucosa del colon (o intestino grueso), mientras que la enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del tubo digestivo, desde la boca hasta el ano, comprometiendo toda la pared intestinal (transmural).

Si bien se las ha relacionado con factores genéticos, inmunológicos y ambientales, las causas aún se desconocen. En estas patologías sucede que, por causas que aún no han sido determinadas completamente, el propio sistema inmune ataca diversos componentes de la flora intestinal y provoca inflamaciones crónicas que afectan el intestino y el aparato digestivo, entre otros órganos.

Si bien la causa exacta de la enfermedad se desconoce, se conocen varios factores que incrementan la susceptibilidad para padecerla, como son:

  • Factores genéticos: ser familiar de primer grado de personas afectadas por la enfermedad (EII).
  • Tabaquismo: si bien resulta ser protector para la Colitis Ulcerosa, puede resultar perjudicial para la enfermedad de Crohn.

El síntoma más característico de la enfermedad de Crohn es la diarrea con sangre. Pueden añadirse otros síntomas, como:

  • Fiebre
  • Dolor abdominal
  • Síndrome rectal (pujos, tenesmo, urgencia defecatoria y esputo rectal con sangre y moco)
  • Pérdida de peso.

La colitis ulcerativa es una afección en la cual el revestimiento del intestino grueso (colon) y el recto resultan inflamados. El estrés y ciertos alimentos pueden desencadenar los síntomas, pero no causan la colitis ulcerativa. Los síntomas son:

  • Diarrea, que suele tener sangre o pus
  • Dolor y cólicos abdominales
  • Dolor en el recto
  • Sangrado rectal (evacuar heces con una pequeña cantidad de sangre)
  • Necesidad urgente de defecar
  • Incapacidad para defecar a pesar de la urgencia
  • Adelgazamiento
  • Fatiga
  • Fiebre
  • En el caso de los niños, problemas de crecimiento

De acuerdo con estudios realizados, se ha determinado que estos padecimientos son más frecuente en personas de raza caucásica y se puede presentar a cualquier edad. Sin embargo, cerca de un tercio de los casos lo hacen antes de los 20 años, la mayoría en la etapa adolescente, y sólo un 4% antes de los 5 años de edad. La EII en niños y adolescentes tiene características propias y psicosociales que se diferencian de los adultos, y que pueden condicionar enfoques terapéuticos diferentes, ya que, debe considerarse la posible repercusión sobre el crecimiento, la maduración ósea y el estado nutricional.

La clasificación de la EII toma en cuenta diferentes aspectos,  uno de ellos en función de la extensión de la zona afectada, y del grado de actividad de la inflamación. En el caso de la Enfermedad de Crohn se trata de un trastorno inflamatorio crónico transmural que puede afectar cualquier segmento gastrointestinal, desde la boca hasta el ano. En tanto que, la colitis ulcerosa, afecta exclusivamente a la mucosa del colon en extensión variable.

Las manifestaciones de la EII en todos los grupos de edad pueden ser dolor abdominal, diarrea con moco y sangre y/o pérdida de peso. Sin embargo, estos síntomas pueden ser inespecíficos o ambiguos y con ello retrasar el diagnóstico. Por esta razón, es muy importante acudir con el especialista en Gastroenterología.

“Un adecuado diagnóstico del tipo de enfermedad, extensión y severidad es indispensable para ofrecer un tratamiento óptimo, en ambas enfermedades orientado para minimizar la repercusión del padecimiento y conseguir una mejor calidad de vida del paciente, junto con un crecimiento y desarrollo adecuado en el grupo de los adolescentes” comentó el Dr. Arturo Mayoral Zavala, Gastroenterólogo adscrito al Departamento de Gastroenterología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI, IMSS.

El experto también agregó “se han realizado múltiples esfuerzos por lograr tratamientos que brinden un óptimo control de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, que reduzcan tanto el malestar de los síntomas como el nivel inflamatorio, de esta manera nuestros pacientes podrán desarrollarse adecuadamente en todos sus ámbitos, evitando en el caso de los adolescentes que se ausenten de su vida académica y puedan mantener su vida social”.

Cabe mencionar que conseguir la recuperación nutricional es uno de los objetivos prioritarios, no solamente por su impacto sobre el crecimiento, sino también, porque gracias a su papel inmunomodulador favorece la curación de la mucosa y la remisión clínica; impactando en una menor presencia de complicaciones.

Dentro de los tratamientos para la EII se encuentran los biotecnológicos, como el de la biofarmacéutica AbbVie, que ha demostrado seguridad y eficacia, mejorando la calidad de vida de muchos pacientes con EII en México.

Finalmente, el Dr. Mayoral Zavala mencionó que el consumo de una gran cantidad de grasas poli-saturadas, así como la falta de una dieta rica en fibra, frutas y vegetales durante el período de la infancia y la adolescencia, se ha postulado, pueden aumentar la probabilidad de sufrir una enfermedad inflamatoria intestinal, siendo recomendable  mantener una dieta saludable desde la infancia.

Importante: El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico médico. Se recomienda no automedicarse y acudir al médico para que establezca el tratamiento adecuado para cada persona.

Imprimir