Mundo

El desplome del avión “fue como cuando un pelícano se tira al mar”: lugareño

Autoridades de Cuba cifran en 110 los muertos tras el avionazo del viernes en La Habana; de los fallecidos 99 son cubanos y 11 extranjeros (siete de nacionalidad mexicana)

Un trabajador de la cooperativa agropecuaria cubana “Primero de Mayo”, en el municipio Boyeros, dijo ayer que el avión de Cubana de Aviación que se desplomó tras despegar del Aeropuerto Internacional José Martí, trastabilló el viernes en el aire antes de que se estrellara. “Nunca se me irá esa imagen, fue como cuando un pelícano se tira al mar de cabeza a pescar, pero esto era un pájaro gigante”, señaló a la cadena Univisión después de la tragedia.

Ubaldo Fuentes, el lugareño que observó el avión Boeing 737-200 cuando voló de manera anormal hasta caer, narró que el aparato se jorobó para un lado, luego para el otro y finalmente pasó por encima de él con una ala hacia arriba y otra hacia abajo hasta estrellarse. Asimismo, narró que la onda expansiva que generó el impacto del avión con la tierra lo tumbó y le hizo perder el conocimiento.

PESADILLA. El lugareño, aún consternado por la tragedia, dijo a Univisión que ya en su casa junto a su esposa María Elena, de 63 años, recordó la trágica escena fugaz que aún la percibe como una pesadilla. Tras la explosión que se produjo tras el impacto del avión contra la tierra, “después fue que sentí un empujón por la espalda y supongo que caí y me di con algo hasta que perdí el conocimiento. La explosión no la vi”, contó.

Lo que el vecino del municipio de Boyero vio, según su relato, fue cómo el Boeing 737 que debía cubrir la ruta entre La Habana y Holguín con más de 110 personas a bordo se precipitó poco tiempo después de despegar del aeropuerto José Martí. La aeronave, que pertenecía a la aerolínea mexicana Damojh y había sido rentada por Cubana de Aviación, se incendió parcialmente y quedó convertida en un amasijo de hierros. Sólo tres mujeres sobrevivieron al impacto, según el reporte de las autoridades.

VÍCTIMAS. Por otra parte, las autoridades cubanas cifraron ayer en 110 los fallecidos en el avión accidentado el viernes en La Habana, con 113 personas a bordo, de los que fallecieron 99 cubanos y 11 extranjeros (siete de nacionalidad mexicana), dos argentinos y dos saharahui.

En tanto, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México confirmó la muerte de siete connacionales y reiteró su solidaridad con el pueblo cubano.

En la aeronave, un Boeing 737 arrendado por Cubana de Aviación a la compañía mexicana Global Air, viajaban 102 pasajeros de nacionalidad cubana, entre las que se encuentran las únicas tres supervivientes del siniestro, todas mujeres, dos aún en estado crítico por la gravedad de sus heridas, pero una ya recobró la conciencia, según los reportes médicos.

Hasta el momento se han identificado 15 cuerpos, de ellos cinco niños y diez adultos, especificó el viceministro cubano de Salud, Alfredo González.

Imprimir