En temas de epidemiología aún hay muchos huecos, dice Mariana Lazo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 20 de Mayo, 2018

En temas de epidemiología aún hay muchos huecos, dice Mariana Lazo

Nuestros científicos. La joven científica mexicana, profesora e investigadora de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, EU, señala que están aumentando las enfermedades no infecciosas en el hígado y se notan hasta que hay daño severo

En temas de epidemiología aún hay muchos huecos, dice Mariana Lazo | La Crónica de Hoy

A nivel internacional hay preocupación porque en los últimos años ha aumentado el número de personas con enfermedades del hígado, pero principalmente aquellas enfermedades hepáticas no infecciosas, como el hígado graso y otros padecimientos vinculados con la obesidad, malos hábitos alimenticios y consumo excesivo de fármaco. Este fenómeno es estudiado, desde la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, Estados Unidos, por la científica mexicana Mariana Lazo Elizondo, doctora en Epidemiología, profesora e investigadora.

En conversación telefónica con Crónica, la doctora Lazo Elizondo explica que hay países, como México, donde las enfermedades del hígado cada año aparecen en el tercero o el cuarto lugar entre las causas más frecuentes de muerte. Sin embargo, la gente casi no habla del hígado, ni lo entiende ni lo cuida.

“El hígado es un órgano único que tiene la capacidad de regenerarse. El problema que tiene es que cuando sufre daño sigue luchando y luchando para cumplir sus funciones, entonces muchos pacientes no notan que hay un daño hasta el día que el hígado definitivamente falla. La información que nosotros estamos generando podrá ser usada por los médicos de primer contacto para que ellos puedan saber más sobre los factores de riesgo que pueden llevar a una persona a desarrollar enfermedades del hígado  y así se atiendan más temprano, pues las actuales pruebas de detección son subóptimas”, explicó Mariana Lazo.

Originaria de la Ciudad de México, con una infancia que transcurrió en la zona sur de la zona urbana, en la Colonia Florida, Mariana Lazo afirma que el nacimiento de su vocación ocurrió cuando ya le era permitido acompañar a su mamá, Rosa María Elizondo, a su trabajo con enfermera en el Instituto Nacional de Cardiología.

“Esto fue muy importante para ayudarme a definir que quería dedicarme a la medicina y posteriormente me di cuenta de que me interesaba mucho la investigación, pero yo no quería hacer investigación con células o con animales, sino investigar los efectos de enfermedades y tratamientos en personas, por eso me incliné hacia la epidemiología”, indicó.

HÁBITOS Y SALUD. “Desafortunadamente, cuando hablamos de las enfermedades del hígado nos damos cuenta de que no hay tratamiento para muchos de estos padecimientos hepáticos, por eso es muy importante la prevención. Sabemos, por ejemplo, que la prevención de la obesidad tiene un efecto de cascada para proteger a diferentes partes del cuerpo, entre ellas el hígado, pero tenemos que trabajar más porque hay muchos otros factores de riesgo que se tienen que medir, aclarar y señalar a los médicos de primer contacto”, dice la científica mexicana.

Egresada de la Facultad de Medicina de la Universidad La Salle, en la Ciudad de México, Mariana Lazo Elizondo viajó a Estados Unidos para estudiar su maestría y su doctorado en epidemiología y salud púbica, después de haber realizado residencias y trabajado en varios de los hospitales e institutos públicos más importantes de México, como el Hospital General Doctor Manuel Gea González; el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN) y el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP)

Fue en el INSP donde la joven investigadora comenzó a dirigir su atención a estudiar en la Universidad Johns Hopkins, fundada en 1876,  y considerada como la primera universidad enfocada en la investigación en Salud Púbica.

“En temas epidemiología todavía hay muchos huecos que faltan por ser llenados y yo comencé a buscar cuáles son las mejores universidades del mundo para estudiar estos temas. Así me fueron orientando hacia Johns Hopkins, pero también hubo otra razón importante para estudiar aquí: el hecho de que yo, como muchos mexicanos, estudiamos con beca del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y esas becas sólo se otorgan para estudiar en universidades de alta calidad demostrada”, responde la experta en epidemiología.

Al ser cuestionada sobre qué aspectos positivos recuerda de su educación a nivel licenciatura, que le hayan servido para sus actuales estudios, afirma que fue en el tercer año de carrera, en La Salle, donde adquirió las primeras bases teóricas y reflexiones sobre lo que es la epidemiología y lo importante que es para la salud de las naciones.

“También me di cuenta de que, desde la licenciatura en Medicina, adquirí muy buenas bases para entender la biología asociada  a las enfermedades y esto me ha sido muy útil cuando trabajo con proyectos de investigación muy grandes, donde se unen personas de varias especialidades pero en las que también es muy importante comprender los procesos biológicos asociados a cada enfermedad”, agregó.

Hija del arquitecto Mario Lazo, la doctora Mariana comenta que aprendió de su padre a tener visión de proyectos que tardan mucho tiempo y en que hay muchas personas de disciplinas diferentes trabajando para un mismo objetivo.

Desde la Universidad Johns Hopkins, la doctora Lazo ha realizado estudios de epidemiología de enfermedades del hígado en Estados Unidos, en población caucásica, afroamericana y amerindia. También ha conducido estudios de epidemiología del hígado en Guatemala, en población rural y urbana.

“Hemos encontrado variables que aumentan el riesgo de padecer enfermedades del hígado que no son provocadas por infecciones o virus. Además de la obesidad, desde luego que es un factor de riesgo el consumo excesivo de alcohol, pero también hemos visto que hay personas que enferman por haber consumido aflatoxinas presentes en los granos del maíz”, dice en la conversación.

“Estamos trabajando para comprender los factores sociales y la fisiopatología del hígado, pero también hay información que indica que la población latina puede tener una predisposición mayor que otros grupos para desarrollar algunas enfermedades hepáticas: no sólo hígado grado, varias enfermedades del hígado no infecciosas. Comprender estos factores nos podrá dar métodos más tempranos de tratamiento y poder ayudar a frenar este crecimiento en el número de casos de la enfermedad que ya se observan”, concluyó.

Imprimir