Nacional

TLCAN y el oleaje que viene del exterior...

Esta semana el peso vivió altibajos frente al dólar, algo que terminó siendo la pauta desde mitad de abril.  Los embates contra la moneda, como reportó Crónica, provinieron de factores internos, como la publicación de encuestas, pero también de los vendavales provenientes del exterior. Los movimientos de la Reserva Federal estadunidense son un factor importante, pero también la renegociación del TLCAN está presente.
La expectativa de mayores tasas de interés se incrementó a la par de los altos precios del petróleo, que en conjunto con el crecimiento de la economía, podría generar presiones inflacionarias en Estados Unidos.
Asimismo, el fortalecimiento del dólar se relacionó con el regreso de las tensiones comerciales, pues durante esta semana el viceprimer ministro de China, Hu Chunhua, se reunió con el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, para retomar las conversaciones comerciales que iniciaron a principios de este mes y donde no se lograron resultados concretos.
El debilitamiento de la moneda nacional está relacionada, de acuerdo con analistas, a la incertidumbre por el futuro de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
Las presiones al alza para el tipo de cambio se incrementaron luego de que los negociadores de los tres países dijeran que era imposible alcanzar un acuerdo preliminar el pasado 17 de mayo, fecha límite propuesta por el líder del Partido Republicano en Estados Unidos, Paul Ryan, para que el Congreso actual pudiera revisar el nuevo TLCAN.
Aunque los negociadores de los países miembros coincidieron en que trabajarán para concretar resultados pronto, la probabilidad de que se alcance un acuerdo en las siguientes semanas disminuyó, tras los comentarios del representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer.
El funcionario estadunidense mencionó que todavía existen diferencias notables en las negociaciones sobre temas relacionados con la propiedad intelectual, mercados agrícolas y las reglas de origen del sector automotriz, entre otros.

 

Imprimir