Quim Torra

El jefe de gobierno catalán no abona a la distensión con el gobierno central español. Son ya demasiados meses en los que la confrontación ha sido la tónica dominante. La identidad de los catalanos, su sentimiento como unidad poblacional y territorial es innegable, pero en nada les beneficia que sus líderes electos apuesten a posturas radicales y a medidas inadmisibles para la contraparte, como nombrar parte del gobierno a quien ya fue encarcelado. Ojalá termine por llegar la cordura .

Imprimir

Comentarios