Farsa electoral convierte a Maduro en un paria global | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 21 de Mayo, 2018

Farsa electoral convierte a Maduro en un paria global

Mayoría de países no lo seguirá reconociendo como presidente y preparan sanciones. Putin aprovecha aislamiento de su aliado para reforzar presencia rusa en Venezuela

Farsa electoral convierte a Maduro en un paria global | La Crónica de Hoy

El presidente Nicolás Maduro se proclamó en la madrugada de ayer vencedor de las elecciones del domingo, garantizando así otro sexenio de dictadura chavista en Venezuela, si es que el régimen, sumergido en una gravísima crisis socioeconómica y aislado internacionalmente, consigue sobrevivir hasta 2025. La comunidad internacional no se lo va a poner fácil.

Ayer, un día después de unas elecciones a las que no hizo caso más de la mitad de los venezolanos censados, seis países del G-20 y el Grupo de Lima, que connjunta a las principales naciones latinoamericanas y a Canadá, confirmó que desconocía los resultados por no cumplir con los “estándares internacionales”, y decidió “reducir al mínimo el nivel de sus relaciones diplomáticas” con Venezuela.

Los integrantes del grupo —Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía—, detallaron que “llamarán a consultas a los embajadores en Caracas y convocarán a los embajadores de Venezuela para expresar” su protesta por un proceso electoral que tacharon de “farsa”.

Recuperar Venezuela. El presidente argentino, Mauricio Macri, dijo que se trató de otro “simulacro de elección democrática”, mientras que su homólogo chileno, Sebastián Piñera, pidió a “los países demócratas del mundo” unirse para ayudar a Venezuela a “recuperar” la libertad y la democracia.

Por su parte, el presidente Mariano Rajoy alertó de que España estudiará junto a sus socios de la Unión Europea las medidas oportunas ante la situación en Venezuela, donde consideró que “no se han respetado los mínimos estándares democráticos”.

El canciller británico, Boris Johnson, se mostró “decepcionado, pero no sorprendido, por el hecho de que Maduro siguiera adelante con unas elecciones con profundos defectos para asegurarse su propia supervivencia”.

Sanciones contra la dictadura. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió sanciones “más fuertes”, tras señalar que “el sistema político, sus autoridades y su presidente son un fraude”.

“Vamos a dar respuesta a la falta de democracia en Venezuela. No podemos ser indiferentes y no lo seremos”, afirmó Almagro. “Seguiremos bregando por sanciones más fuerte contra el régimen, seguiremos bregando por el fin de la dictadura venezolana”, añadió.

Estados Unidos no se hizo esperar y apretó un poco más al régimen de Maduro con nuevas sanciones.

El presidente Donald Trump firmó ayer una orden que prohíbe a cualquier ciudadano o empresa estadunidense adquirir deuda venezolana o activos y propiedades pertenecientes al gobierno de Maduro en EU.

Trump explicó que el objetivo es evitar que el régimen de Maduro realice “ventas clandestinas” y que no se quede con el dinero de esos activos “que pertenece al pueblo venezolano y el país, para reconstruir su economía”.

Petróleo a salvo. Trump no se atrevió, sin embargo, a tocar el petróleo venezolano, ya que, aunque las nuevas sanciones prohibirán que los estadunidenses inviertan en acciones y bienes de la estatal PDVSA, no se verán afectadas directamente las transacciones petroleras, por lo que la Casa Blanca seguirá sin poner impedimento a que el crudo venezolano siga comercializándose en EU.

La hora de Putin. En el otro extremo de las reacciones internacionales está la felicitación del presidente ruso Vladimir Putin, quien criticó la “injerencia de los países de la región”, que rechazaron la victoria de su amigo Maduro antes de que se conocieran los resultados.

Putin, cuya reciente victoria para un cuarto mandato fue muy criticada por la oposición rusa, aprovechó el creciente aislamiento de Venezuela para pedir ayer a Maduro un reforzamiento de las relaciones bilaterales, que ambos mandatarios consideran estratégicas.

En cuanto a China, la otra gran potencia que podría usar su veto para salvar al régimen venezolano de una eventual condena en la ONU, pidió “respeto” al resultado porque señaló que “el pueblo ha decidido”.

En cuanto al bloque bolivariano, Cuba felicitó a su aliado más cercano, el boliviano Evo Morales aprovechó para criticar a la “injerencista derecha latinoamericana” y el nicaragüense Daniel Ortega, expresó su “reconocimiento en este Día de Victorias” para Maduro al que envió “todo su amor”.

Imprimir