Triunfo pírrico de Trump ante los chinos

Julio Brito A.

Donald Trump no consiguió con China el triunfo que esperaba. El impuesto que estableció el gobierno de Pekín a las importaciones de soya caló fuerte entre los agricultores, de tal manera que Washington tuvo que rendirse y aceptar una negociación donde nada quedó en claro. Se dice que con el tiempo se eliminará el desbalance comercio estadunidense de 300 mil millones de dólares.

El rápido acuerdo muestra la fortaleza del comercio exterior chino. Hizo que las mismas bolsas en Nueva York tuvieran una dirección con el mensaje correcto. Las empresas, como General Motors, Ford, Boeing entre otras, así como los agricultores, dependen de China como el enfermo del oxígeno.

Con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte sucede un fenómeno similar. Ni Canadá ni México han aceptado la rendición, más que renegociación, que pide Trump, de tal suerte que el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin señaló que quizás se opte por una renegociación light, que no por fuerza tenga que ir a votación en el Congreso.

Y es que desde un principio el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, que también lo fue de la Secretaría de Hacienda, señaló que el TLCAN implicaba revisión de toda la relación con Estados Unidos, que incluye, por supuesto, migración e inversión.

DEBATE.- Dicen que prometer no empobrece y se refiere a la manera en que los candidatos a la Presidencia trataron el asunto de incremento salarial. El más irresponsable fue Jaime Rodríguez, que pidió un salario mínimo superior a los 300 pesos, le siguió Andrés Manuel López con indexarlo e incluirlo en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio y el más ligero Ricardo Anaya, que pintó su raya en 100 pesos.

José Antonio Meade, que mejoró mucho respecto al primer debate y que mostró ser el más sólido de los cuatro contendientes, explicó que  el incremento de salarios debe ir de la mano de la competitividad. Y es que da la impresión que los salarios puede manejarse a capricho, pero la verdad es que dependen de una serie importante de factores.

PREVENCIÓN.- ​El lamentable accidente del Boeing 737-200 que se desplomó en Cuba el viernes pasado pudo haberse prevenido. De acuerdo con versiones de tripulantes las aeronaves de la empresa Damojh llevaban varias denuncias de mal mantenimiento ante la Dirección General de Aeronáutica Civil, que tiene a su cargo el grupo de inspectores responsables de la revisión de los programas de mantenimiento de las aerolíneas. Esta misma dependencia también coordina al equipo de investigadores que se trasladaron al lugar del accidente este fin de semana. Analistas del sector coinciden en que sería más recomendable contar con un organismo autónomo que garantice que se conozcan las razones de este accidente, para reforzar las medidas del mantenimiento de toda la flota aérea mexicana


juliobrito@cronica.com.mx
juliobrito@visionautomotriz.com.mx
@abritoj

 

 

Imprimir

Comentarios