Comercio en vía pública

Israel Betanzos

En la Ciudad de México el comercio en vía pública es una actividad que contribuye a reducir el grave deterioro que ha sufrido la economía de los capitalinos, además de ser una fuente de ingresos y un espacio laboral para un importante número de familias.

La capital del país camina por un periodo de definiciones fundamentales para la construcción de un entorno más justo, generoso y ordenado. En este contexto, se deben dar garantías y apoyo a quienes con esfuerzo y dedicación participan en el comercio en la vía pública, que es una honorable y añeja actividad que ha contribuido a paliar las inequitativas condiciones económicas que enfrentan los ciudadanos.

Por muchos años este sector social ha carecido de un marco normativo que regule sus actividades y que les genere derechos y obligaciones, por lo que es tiempo de sustituir criterios personales y reconocer su valiosa aportación al desarrollo de esta entidad.

Con ese propósito promoví en la Asamblea Legislativa una iniciativa para crear la Ley que Regule el Ejercicio del Comercio Popular en la Vía Pública de la Ciudad de México, y que en sus contenidos establezca respeto a las garantías individuales y los derechos humanos de quienes participan en esa lícita actividad, así como total libertad de asociación y de representatividad.

Propuse además nuevas modalidades en ese ámbito con la creación de corredores comerciales y otorgar derechos sociales a las personas que ejercen esa actividad; mejorar las áreas de trabajo y equipamiento urbano, así como crear mecanismos transparentes de pago de derechos por el uso de la vía pública.

En la ley en ciernes se destaca formular mecanismos administrativos que tengan por objeto erradicar la corrupción y la extorsión por parte de los servidores públicos a este sector, y establecer reglas claras en relación con la imagen, limpieza en las áreas de trabajo y venta de alimentos.

En este proceso de transformación de la Ciudad de México, es importante asumir las decisiones necesarias relativas a este sector laboral, de gran peso social y económico, que no ha sido atendido debidamente ya que carece de un sistema y marco normativo, que no tiene seguridad social ni mucho menos un Proyecto de Desarrollo Económico con sentido social y que por décadas, a pesar de sus múltiples demandas y requerimientos en materia de seguridad jurídica y capacitación para el trabajo, ha permanecido en la indefensión y sin un marco jurídico regulatorio.

* Coordinador del PRI en la ALDF

@BetanzosOficial

 

Imprimir

Comentarios