Academia

Graue ve a Trump "como un chivo loco en una cristalería"

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue, desconfió hoy de que la manera de gobernar del "vecino del norte" mejore con el paso de los meses, y opinó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es como "un chivo loco en una cristalería".

"Yo no creo que él sea encauzable... Es como un chivo loco en una cristalería", dijo Graue en referencia a Trump.

En una entrevista con la Agencia EFE, durante su participación en el IV Encuentro Internacional de Rectores Universia que se celebra en la Universidad de Salamanca, Graue contrapuso la visión de Trump con las miradas amplias y la cooperación internacional que insistentemente se han reivindicado en este foro universitario.

Preguntado por la situación actual de las relaciones entre su país y Estados Unidos, tras un inicio de mandato de Trump marcado por los anuncios en torno a la construcción del muro fronterizo y el endurecimiento de las condiciones del tratado comercial con México, el rector de la UNAM, una de las personalidades más influyentes en su país, desconfió de que el cambio sea para mejor.

"Así es el señor, de repente se le ocurren cosas diferentes y nos deja, pero ha vuelto a insistir en el tratado", resumió sobre la variabilidad y la incertidumbre generada por la agenda internacional de Trump, marcada hora por sus relaciones con Corea del Norte y con Oriente Medio.

Sobre las elecciones presidenciales que México celebrará el próximo 1 de julio, Graue explicó que la sociedad está "desencantada con las instituciones y con los resultados económicos que se han presentado" por parte de los gobernantes.

Además, los ciudadanos están "cansados de la impunidad y por la corrupción existente", por lo que reconoció que se trata de una cita electoral muy trascendente para su país, en la que debe decidir "qué rumbo quiere tomar".

Por los factores de descrédito citados, Graue opinó que el voto va a tener "mucho de emocional" y vaticinó que lo que depararán las urnas será "un cambio".

En opinión del rector de una de las universidades más importantes del ámbito iberoamericano, con más de 350.000 alumnos y 50.000 profesores e investigadores, el "populismo" que se ha apoderado de las agendas políticas de todo el mundo está relacionado con que el crecimiento económico generado por el modelo neoliberal y macroeconómico "no cayó en el bolso de las personas".

"Los tratados de libre comercio no cayeron en su bolso, entonces el joven no ha encontrado en estas soluciones políticas una esperanza formal, de ahí que aparezcan estos populismos que estamos percibiendo", resumió.

Se mostró convencido de que la Universidad debe ejercer un liderazgo para revertir esta situación y, dentro del ámbito de la innovación, destacó que "lo primero para innovar es entrar en entusiasmo por ello, comprometerse cotidianamente" en buscar lo mejor para la sociedad.

Sin embargo, reconoció que las propias instituciones académicas, que de puertas a fuera se muestran dinámicas y resolutivas, son "muy conservadoras" a la hora de tomar decisiones, lo que representa un lastre.

No obstante, Graue defendió que esta lentitud tiene que ver con que los procesos son participativos y hay muchos agentes que dan su parecer acerca de las estrategias, lo que confiere una "gran fortaleza" a los procesos emprendidos. "Poco a poco se van venciendo residencias y se va avanzado", agregó.

Sobre uno de los ejes que está alimentando el debate en el IV Encuentro Internacional de Rectores, el impulso a la red de intercambio de estudiantes que pueda homologarse con el Erasmus europeo, Graue se mostró convencido de que es factible y algunos países americanos ya han avanzado en este sentido.

"A diferencia de en Europa, donde las distancias son más cortas, nosotros (mexicanos) estamos muy lejos de Argentina...la moneda ayuda... pero ahí vamos", consideró.

Imprimir