Bienestar

Melanoma, la forma más agresiva de cáncer de piel

Nuevos tratamientos de inmunoterapia ofrecen posibilidades de aumentar hasta el doble la supervivencia típica de los pacientes con esta enfermedad.

El melanoma también puede aparecer como un lunar nuevo

El melanoma es el tipo más serio de cáncer de piel. Con frecuencia el primer signo de un melanoma es un cambio de tamaño, forma, color o textura de un lunar. La mayoría de los melanomas tienen un área negra o negra azulada. El melanoma también puede aparecer como un lunar nuevo. Puede ser negro, anormal o "de aspecto desagradable."

Pensar en el "ABCDE" puede ayudarlo a recordar lo que debe vigilar:

  • Asimetría: el contorno de una mitad no es igual al otro
  • Bordes: los bordes son desiguales, borrosos o irregulares
  • Color: el color es disparejo y puede incluir tonalidades negras, cafés y canela
  • Diámetro: hay cambios en el tamaño, generalmente se vuelven más grandes.
  • Evolución: cualquier cambio en el lunar en las últimas semanas o meses

La cirugía es el primer tratamiento para todos los diferentes estadios del melanoma. Otros tratamientos incluyen quimioterapia y radiación, terapia biológica y localizada. La terapia biológica aumenta la propia capacidad del cuerpo para combatir el cáncer. La terapia localizada usa sustancias que atacan células cancerígenas sin dañar células sanas. (Medline)

Los principales factores de riesgo son:

La herencia, que juega un papel importante en el melanoma que se ha acuñado el término “melanoma familiar”. El riesgo es mayor si un pariente próximo (madre, padre, hermano o hijo) padece melanoma.

La exposición intensa e itermitente a los rayos del sol, que pueden llegar a provocar quemaduras.

Datos de la conmemoración

  • Se realiza el 23 de mayo, con el objetivo de generar conciencia entre los diferentes actores de la sociedad para prevenir la enfermedad y atender con un diagnóstico y tratamiento oportunos.
  • Por su efecto como carcinógeno físico, la radiación ultravioleta (RUV) solar representa uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de melanoma.
  • El melanoma, junto con las cataratas corticales y las quemaduras solares, representa la mayor carga de morbilidad causada por RUV.

Situación mundial

  • En Artificial tanning devices: public health interventions to manage sunbeds (Aparatos de bronceado artificial: intervenciones de salud pública para regular el uso de camas solares), la Organización Mundial de la Salud (OMS) revela que el uso de camas solares causa anualmente más de 10 000 casos de melanoma y más de 450 000 casos de otros tipos de cáncer de piel en los Estados Unidos de América, Europa y Australia.
  • El melanoma maligno es el más letal de los tumores de piel, que por su capacidad de metástasis es responsable de 75% de todas las muertes por cáncer cutáneo.
  • En todo el mundo se diagnostican cerca de 160 mil nuevos casos al año y se registran cerca de 57 mil muertes relacionadas con esta enfermedad.
  • Luego de haber tenido un melanoma, la posibilidad de tener otro es 10 veces mayor que en una persona que nunca lo padeció: el mayor riesgo se da en los dos primeros años posteriores al diagnóstico.
  • La OMS, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM) elaboraron y promueven el “Indice UV solar mundial: Guía práctica”, que incluye medidas de protección contra ese tipo de radiaciones.

Situación en México

  • En 2009 México reportaba una incidencia de melanoma de dos casos por cada 100 mil habitantes, aunque desde 2003 se identifican de dos a cuatro casos nuevos por cada 100 mil habitantes. 
  • El padecimiento afecta por igual a ambos sexos y se manifiesta mayormente entre los 20 y los 60 años. En los varones se presenta con mayor frecuencia en el tronco y en las mujeres en las extremidades inferiores. Los hombres registran mayor mortalidad en comparación con las mujeres debido a que desarrollan melanomas en localizaciones de peor pronóstico y en etapas más avanzadas.
  • El Instituto Nacional de Cancerología calculó que entre 1982 y 2002 hubo un aumento de casos 500% . 
  • A 2009, el melanoma ocupaba el tercer lugar entre los cánceres de piel, con una incidencia de 14.1%.

Impacto de la innovación en el manejo del melanoma

  • En 2011, las compañías de investigación biofarmacéutica en Estados Unidos desarrollaban 277 medicamentos contra enfermedades de la piel, 74 de ellas contra diferentes tipos de cáncer de piel: de estas, 63 directamente orientadas al tratamiento del melanoma.
  • De entre estos medicamentos innovadores, destaca una proteína recombinante contra el cáncer de piel, todavía en desarrollo, que desencadenaría una respuesta inmune contra células tumorales en específico.
  • Estudios recientes en aquel país también indican que más de un tercio de los pacientes con melanoma avanzado que fueron tratados con un nuevo medicamento de inmunoterapia en fase temprana de ensayo seguían vivos cinco años después de haber iniciado el tratamiento, lo que representa el doble de la tasa de supervivencia típica de la enfermedad.

Estudios internacionales

  • Multi-stage Differentiation Defines Melanoma Subtypes with Differential Vulnerability to Drug-Induced Iron-Dependent Oxidative Stress:
  • El melanoma algunas veces se revierte a una etapa previa de diferenciación celular, lo que le permite evadir los tratamientos disponibles actualmente.
  • Investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), dirigidos por Thomas Graeber, profesor de farmacología molecular y médica, investigaron el proceso de desdiferenciación, es decir, el proceso por el cual las células de melanoma regresan a una etapa más temprana de desarrollo embrionario, y descubrieron que, dependiendo de la etapa en la que se encuentren, los melanomas se pueden dividir en cuatro subtipos.
  • De estos subtipos, encontraron los investigadores, algunos son vulnerables a un tipo de muerte celular. Es importante destacar que este tipo de muerte celular puede ser inducida con ciertos medicamentos y, como revela la nueva investigación, el uso de estos medicamentos en combinación con terapias anticáncer existentes podría bloquear el escape del melanoma.

Imprimir