Maduro echa al más alto diplomático de EU que quedaba en Caracas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 22 de Mayo, 2018

Maduro echa al más alto diplomático de EU que quedaba en Caracas

Un día después de que Trump negó la victoria del dictador y anunció nuevas sanciones. Acusa al encargado de negocios de “conspirador”. La Secretaría General de la OEA pide nuevas elecciones en Venezuela

Maduro echa al más alto diplomático de EU que quedaba en Caracas | La Crónica de Hoy

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, declaró ayer persona no grata al encargado de negocios de Estados Unidos, Todd Robinson, el más alto diplomático enviado por Washington a Caracas, desde que ambos países expulsaron a sus respectivos embajadores, hace diez años. El mandatario chavista hizo el anuncio durante el acto en que fue proclamado como presidente reelegido, un día después de que el presidente Donald Trump anunciara nuevas sanciones y que no reconocerá su gobierno.

La medida de expulsión también alcanza al jefe de la sección política de la embajada, Brian Naranjo, que junto a Robinson deberán irse de Venezuela en 48 horas “en protesta y en defensa de la dignidad de la patria venezolana”.

“Activo conspirador”. Maduro acusó a Robinson de ser un “activo conspirador”, aunque, como es habitual cuando realiza este tipo de acusaciones, no presentó pruebas.

“Ya basta de conspiraciones”, bramó Maduro luego de recibir las credenciales que lo mantendrán en el poder hasta el año 2025.

El mandatario acusó a Robinson de participar en “conspiración militar, económica y política”, así como de haber “violado la ley internacional de manera descarada”, y dijo tener pruebas que presentará “luego”.

Señaló que la cancillería venezolana le había llamado la atención al diplomático “más de 10 veces, en privado, en público, por escrito, de manera verbal” pero, insistió, el estadunidense no cesó.

El Departamento de Estado de Estados Unidos rechazó hoy las “acusaciones falsas” del presidente venezolano, Nicolás Maduro, que dio 48 horas para abandonar Venezuela a los dos diplomáticos estadunidenses de mayor rango en el país, por considerar que estaban implicados en una conspiración.

“Es falso”. Desde Caracas, donde aún permanece, Robinson rechazó las acusaciones de Maduro, aunque no quiso responder a preguntas sobre el tema.

“Nosotros rechazamos enérgicamente las acusaciones en nuestra contra y en contra de mi ministro consejero”, dijo.

Se espera que el Departamento de Estado de EU actúe de manera recíproca, por lo que en las próximas horas podría llegar el anuncio de expulsión del encargado de negocios de Venezuela en Washington, Carlos Julio Ron Martínez.

Ofensiva de la OEA. Un informe de la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), encabezada por Luis Almagro, concluye que las elecciones del domingo en Venezuela se celebraron sin el respeto a las garantías básicas, por lo que considera necesario la repetición de los comicios.

El informe consideró que “la participación política fue violentada una y otra vez impidiendo candidaturas y obstaculizando el voto de millones de venezolanos que viven en el extranjero” y que no pudieron actualizar sus datos o inscribirse en el Registro electoral.

Abren proceso contra diario que desconoció victoria del presidente

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) de Venezuela inició ayer un proceso administrativo contra la página web de El Nacional, uno de los pocos medios de comunicación que han resistido a la censura y la persecución del régimen contra la prensa que no es simpatizante.

Según un comunicado de Conatel el medio digital violó la conocida Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos (Resorteme) al “difundir mensajes que desconocen a las autoridades legítimamente constituidas”, en alusión a la cuestionada victoria electoral del presidente Maduro. Un “ilícito” que también iría en contra de la polémica Ley Constitucional Contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia.

El presidente del diario El Nacional, Miguel Henrique Otero, que huyó de Venezuela tras una demanda en su contra por supuesta difamación del “número dos” del oficialismo, Diosdado Cabello, denunció que se trata de una “represalia política”.

 

Imprimir