Estados

Se esperan 14 ciclones tropicales para este año: Universidad de Colorado

La Universidad Estatal de Colorado, Estados Unidos (CSU en inglés) informó que en 2018 se esperan un total de tres huracanes intensos, siete de mediana intensidad y cuatro que podrían ser tormentas tropicales, huracanes moderados de categoría 1 y 2, para un total de 14 ciclones tropicales con nombre para la zona del Atlántico y el Caribe.

De acuerdo con esta universidad, se estima una temporada  ligeramente superior a la media para 2018, con una Energía Ciclónica Acumulada —Accumulated Cyclone Energy, ACE sus siglas en inglés— de 130, superior a la registrada en más de tres décadas para esta región.

La CSU destacó en su reporte que, según su equipo de pronósticos, las perspectivas registran un 63 por ciento de posibilidades de un gran huracán para Estados Unidos, con un promedio a largo plazo del 52 por ciento. La misma valoración establece que el Caribe tendrá un 52 por ciento de posibilidades de ver al menos un huracán importante.

Cabe señalar que la valoración emitida por la USC no pormenoriza aspectos de impacto para México, sólo destaca porcentajes y posibilidades para el territorio estadunidense.

Los especialistas Philip J. Klotzbach y Michael M. Bell, meteorólogos de CSU, advierten: “anticipamos que la temporada de huracanes en la cuenca del Atlántico tendrá una actividad levemente mayor al promedio. Es probable que el actual fenómeno débil de La Niña lleve al patrón climático El Niño-Oscilación del Sur en los próximos meses”.

La Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, en inglés) dio a conocer recientemente los nombres registrados para las tormentas tropicales de la temporada 2018: Alberto, Beryl, Chris, Debby, Ernesto, Florence, Gordon, Helene, Isaac, Joyce, Kirk, Leslie, Michael, Nadine, Oscar, Patty, Rafael, Sara, Tony, Valerie y William.

En 2017, las islas del Caribe resultaron afectadas con dos grandes fenómenos, Irma y María en el mes de septiembre que ocasionaron pérdidas de vidas humanas en Haití, República Dominicana, Cuba y Puerto Rico y daños materiales estimados en 3 mil millones de dólares.

Imprimir