TLCAN, desigualdades entre socios, donde México pierde

Leopoldo Mendívil

DR. JOSÉ ANTONIO MEADE,

CANDIDATO A PRESIDENTE:

 

+En la división internacional del

trabajo, unos países se especializan

en ganar y otros en perder

Eduardo Galeano

 

El domingo, en el debate con sus contrincantes, mostró usted parte de las herramientas con que cuenta para re-trazar la carretera que no ha llevado a México al desarrollo deseado por todos, a pesar de la pesadilla en que se ha convertido el TLCAN, que a pesar de los beneficios logrados, la creación de desigualdades entre sus socios es triste para México.

México demanda a Estados Unidos trato equitativo, justo en las negociaciones para modernizar ese instrumento, a pesar de haber dejado pasar situaciones que se plasman en un estudio que el economista e investigador Arnulfo R. Gómez me envió ayer y quiero poner en sus manos —sin los datos numéricos por cuestión de espacio— para que comentara con mis estimados lectores lo que usted haría, de alcanzar la Presidencia de la República en julio próximo. Por ello, doctor, me permito enviarle el texto del doctor Gómez:

 

“Arnulfo R. Gómez

“MÉXICO: AGRAVAMIENTO DE LAS DESIGUALDADES

“La firma del TLCAN tenía como objetivos fundamentales lograr la integración comercial y productiva de nuestro país con Canadá y EEUU; aprovechar las ventajas comparativas de cada país en el proceso de producción compartida; incrementar la competitividad y captar mayores flujos de inversión con el objetivo final de crear mayor número de empleos y elevar el nivel de vida de la población.

“Desgraciadamente, ninguno de estos objetivos se ha logrado, motivo por el cual las desigualdades de México con sus socios del TLCAN se han agravado, pero lo más preocupante no es que se hayan agravado sino que se han agravado en relación con el resto del mundo, pues para México, en todas sus variables económicas, se han presentado grandes retrocesos, especialmente, en el período 2001/2017 en que, prácticamente, han estado en vigor los TLC con 48 países y los 33 APPRIS, y se ha llevado a cabo una desgravación unilateral totalmente incoherente que, supuestamente, de acuerdo con los teóricos del comercio exterior mexicano, iban a generar mayor competitividad, enorme desarrollo económico del país y gran bienestar para todos los mexicanos…

“Lo preocupante es que en el período 2001/2017, México haya descendido de la 9ª a la 15ª posición como economía mundial, independientemente de que en el año 1981, la economía mexicana era la 8ª más importante de nuestro planeta…

“Lo preocupante es que durante los 24 años de vigencia del TLCAN, para sólo referirnos al más importante, nuestra política de fomento y de comercio exterior ha estado basada en un liberalismo dogmático que propició el abandono de la política industrial aplicando el axioma de (que) la mejor política industrial es la que no existe y una apertura comercial totalmente ilógica, que empeoró con un esquema de simulación e improvisación en materia de promoción de exportación y la IED, independientemente de que también se destruyó la estructura de promoción de ambas actividades.

“Lo preocupante es que en el periodo 1981/2017, el PIB per cápita a nivel mundial se incrementó 282%, en tanto que el de México sólo lo hizo en 123% de tal manera que si en el año 1981 nuestro PIB per cápita se ubicaba 42% por arriba del PIB per cápita mundial, en el año 2017 se ubicó -13% por debajo del mismo. Esto se traduce en que en dicho período perdió 40 lugares pues, en el año 1981, nuestro PIB per cápita se ubicaba en el 43o lugar mundial en tanto que, para 2017, descendió hasta la 73a posición.

“Evolución del PIB Total y per cápita. “Sin duda, el libre comercio es benéfico cuando se realiza de una manera inteligente, sin embargo, lo preocupante es que en México, la ausencia de esa característica ha sido evidente y, consecuentemente, los resultados han sido negativos para nuestro país y sus habitantes.

“Las desigualdades que se agravaron con el TLCAN. “TLCAN. Milenio. Agosto 18 de 2017.- El Tratado de Libre Comercio de América del Norte, cuya renegociación se inició este miércoles, ha impulsado el intercambio comercial entre Estados Unidos, México y Canadá, pero acentuó las desigualdades entre los países. Con la eliminación de los aranceles, el comercio agravó los desequilibrios entre México y Estados Unidos, con la ventaja para los tres países de tener mayores volúmenes de exportación y creación de empleo.

“Ingresos y empleo. México pudo crear puestos de trabajo con el TLCAN y recibir gran cantidad de empresas estadunidenses y canadienses, como las automotrices y aeronáuticas, pero su riqueza creció más lentamente que la de sus socios.

“El Producto Interno Bruto per cápita de México se multiplicó por 1.6 entre 1993 y 2015, según el Banco Mundial. Pero este indicador de crecimiento se ha más que duplicado en Estados Unidos y Canadá. Con un PIB per cápita de alrededor de 9 mil dólares en 2015, México sigue muy por detrás de Canadá (43 mil 300) y Estados Unidos (56 mil 115).

“Crecimiento e inversión. En los primeros 15 años del acuerdo, se crearon cerca de 40 millones de empleos, entre ellos, 25 millones en Estados Unidos, según datos del TLCAN.

“Entre 1993 y 2016, las exportaciones de México a Estados Unidos aumentaron más de siete veces, y por lo menos tres veces a Canadá.

“La balanza comercial de Estados Unidos con México pasó de un superávit de mil 600 millones de dólares antes del TLCAN, a un déficit de más de 64 mil millones, según cifras oficiales estadunidenses.

“Estados Unidos es el principal socio comercial de México, que envía a su vecino del norte el 80 por ciento de sus exportaciones, esencialmente bienes manufacturados y productos agrícolas.

“Canadá es a su vez el mayor cliente y proveedor de energía de Estados Unidos. El comercio entre ambos países se duplicó por este acuerdo.

“Según datos estadunidenses, en 2016, el comercio entre Estados Unidos y Canadá alcanzó los 635 mil millones de dólares.

“Canadá compra más productos a Estados Unidos que los que importa en conjunto de China, Japón y Reino Unido (267 mil millones de dólares contra 234 mil millones).

“En 2016, las importaciones estadunidenses de bienes canadienses ascendieron a 313 mil millones de dólares. El excedente comercial de bienes y servicios de Estados Unidos con Canadá fue de 8 mil millones de dólares.

“Estados Unidos es el principal inversionista en Canadá (con la mitad de todas las inversiones en 2015). Unos nueve millones de empleos estadunidenses dependen del comercio y la inversión con Canadá.”

Hasta aquí, candidato Meade, la realidad sobre los beneficios logrados por México a través del TLCAN y los que se han llevado el socio principal, EUA y el segundo de a bordo, Canadá. Como que estas cifras no cuadran ni satisfacen, ¿verdad?

Sea cual sea el resultado de las pláticas actuales para mejorar el TLCAN, ¿qué parte de esas mejoras le tocarán a México?

¿Dejaría de ser la historia del perro flaco al que le dan parte de las tripas del borrego, pero la barbacoa la preparan y la degustan Canadá y EUA? ¿Cómo puede usted modificar esta situación...?

Espero, candidato Meade, su atenta y cordial respuesta.

 

Internet:  Lmendivil2010@gmail.com    Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Imprimir

Comentarios