Cultura

"Vaticano: de San Pedro a Francisco" mostrará 180 obras en San Ildefonso

A través de 180 obras, se ofrece un viaje por la historia de uno de los santuarios más importantes del mundo

El relicario de Santa Elena del siglo IV; El martillo de oro con el que se certifica la muerte del sumo Pontífice; un tirreño (corona) del papa León XIII; el modelo original de la Columna de la Inmaculada Concepción situada a un costado de la Plaza de España en Roma, son algunas de las piezas que se presentarán en la exposición “Vaticano: De San Pedro a San Francisco”.

La muestra, que a partir del 19 de junio estará en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, integra 180 obras provenientes de las Grandes Colecciones Vaticanas, en el marco del vigésimo quinto aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre el Gobierno de México y la Santa Sede (21 septiembre de 1992).

En rueda de prensa, la secretaria de Cultura Federal, María Cristina García Cepeda, comentó que la exhibición ofrece un recorrido por dos mil años de historia y arte, que han nutrido las civilizaciones y cultura del mundo.

Dijo que la exposición dará la oportunidad de mostrar una selección de objetos reunidos por primera vez, con obras de artistas de la talla de Rafael Sanzio, Tiziano Vecellio, Paolo Caliari “El Veronés”, Lorenzo Bernini y Marcello Venusti, por mencionar algunos.

La muestra transita por dos mil años de historia del cristianismo, preponderantemente ligado a las civilizaciones y a las culturas del mundo, a través de obras artísticas y objetos litúrgicos que si bien fueron materiales simbólicos y producto del espíritu de la fe, hoy en día alcanzan una relevancia suprema e intemporal que los convierten en patrimonio de la humanidad.

Pinturas, grabados, esculturas, objetos, vestuario y documentos que datan del siglo I al papado de Francisco, serán parte de las obras que se presentarán en esta exposición que, a decir de García Cepeda, será gratuita dado su relevancia.

Sin embargo, para poder ingresar, el visitante debe registrarse en el sitio webwww.desanpedroasanfrancisco.com para adquirir sus boletos y que próximamente estará disponible.

Por su parte, José Enrique Lanz, representante de la Comisión Museológica y Museográfica de la exhibición, destacó que a lo largo de más de mil 800 metros cuadrados, equivalente a dos veces la sala de exposiciones temporales del Museo Nacional de Antropología, se recorrerá la historia de uno de los santuarios más importantes de la humanidad, en donde se contemplan dos mil años de un pasado y presente llenos de significado.

Por su parte, el vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez Hernández, dijo que el visitante podrá admirar la enorme riqueza cultural que existe en los museos vaticanos, la Fábrica de San Pedro y el Museo del Tesoro de San Juan de Letrán, entre otros.

Indicó que las obras que vendrán a México, quedarán en un catálogo, además contará con ensayos de expertos en este arte, una presentación del Papa Francisco y del presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Dijo que la muestra será una de las exposiciones más importantes apoyadas por la presente administración, "que cree en el valor de la acción cultural como un elemento fundamental para la transformación del desarrollo integral de las personas".

Para el discurso curatorial, los especialistas emprendieron un recorrido a través de seis grandes temas: Introducción. Vaticano: de San Pedro a Francisco; Los fundamentos de la Iglesia: la sangre de los mártires; Una Iglesia milenaria: del siglo IV al XV; La Iglesia en tiempos modernos; La Iglesia contemporánea; y La Iglesia, una sucesión apostólica.

Con esta muestra, los visitantes se adentrarán en dos mil años de historia del Vaticano, desde los tiempos romanos y el Circo de Nerón, a la construcción de uno de los santuarios más emblemáticos del mundo: la Basílica Vaticana.

El recorrido se desarrolla de manera histórica y está compuesto por un espacio introductorio y cinco núcleos temáticos.

El concepto de diseño museográfico de la exhibición crea espacios que situarán en tiempo y forma a los visitantes en cada uno de los temas abordados en el guión curatorial de la muestra.

Para lograrlo se tomaron de la arquitectura vaticana algunos detalles de sus interiores y exteriores, sus estilos y colores, contextualizando a las obras de arte que se exhiben, concibiendo sincronía entre la historia, el arte y la museografía.

Al final de cada núcleo temático se presenta el desarrollo y la evolución constructiva del Vaticano y de la Basílica de San Pedro, por medio de modelos y animaciones.

La muestra se enriquece con elementos de apoyo museográfico como: infografías, videos, animaciones, audios de ambiente e interactivos, con el propósito de que el recorrido se convierta en una experiencia ambiental y de interacción para los visitantes.

Como parte fundamental de la propuesta museológica de la exposición se contempló la inclusión de todos los públicos, con la implementación de videos en lenguaje de señas, cédulas en braille y reproducciones hápticas o táctiles de algunas obras de arte para que el público con debilidad visual, pueda tocarlas y conocer su forma y significado.

ijsm

Imprimir