Mikel, ¿desesperado?

Pepe Capitalino

Mikel, ¿desesperado?

El que está queriendo sacar apoyo hasta de debajo de las piedras es el candidato priista a la Jefatura de Gobierno. Nos cuentan que Mikel Arriola da signos de desesperación, sentimiento que ya ha alcanzado a su equipo. Algunas encuestas colocan al candidato del PRI a en el segundo lugar; sin embargo, persiste la distancia con la puntera, Claudia Sheinbaum. Debido a ello, nos explican los que andan con él de aquí para allá, le organizaron una reunión con los vecinos de Bosques de las Lomas, particularmente con los residentes de La Toscana. Resulta que Arriola busca (o al menos eso promete) evitar la construcción de un edificio habitacional, a pesar de que cuenta con todos los permisos. El candidato y los vecinos parecen querer saltarse la ley y echarlo para atrás porque afeará la bonita vista de sus lujosas residencias, además de que tendrán que “aguantar” durante meses la presencia de trabajadores de la construcción en los alrededores y el movimiento en general que implica una construcción, ¡cuánto martirio! ¿Verdad, Mikel?

Y hablando de buscar apoyo, Arriola lanzó un llamado a Barrales (del Frente) y Lorena Osornio (independiente) para crear un frente común contra la exdelegada de Tlalpan, Claudia Sheinbaum; claro, es sólo por si quieren pegarse al ganador. O por lo menos, así lo precisa el propio Mikel al expresar: “A mí me alcanza solo para dar la pelea en esta contienda electoral”. Lo cierto es que esta propuesta no deja de ser absurda, pero tampoco es ridícula. Los días pasan y está más cerca la elección. Es tiempo de empezar a sumar aliados, aunque sea de palabra, por si las flies.

 

¡Qué vivilla!, Ruiz Anchondo

Utilizando las palabras del pejecito (que calificó así a los que querían concesionar el nuevo aeropuerto después de su construcción) diremos que Martha Patricia Ruiz Anchondo quiso verse vivilla. Nos cuentan que la candidata de Morena a la alcaldía de Venustiano Carranza intentó acaparar los reflectores en el IECM. Aun cuando el instituto avisó de la cancelación del debate por ahí del mediodía, la morenista llegó a las instalaciones del Canal 21 a las 19:00 horas y pidió que le dejaran el micrófono abierto las dos horas que duraría el encuentro. Y la vivilla estuvo cerca de conseguirlo, si no fuera porque se enteraron algunos de sus oponentes, quienes enviaron cartas al IECM advirtiendo que se podría configurar un delito electoral. De todos modos la candidata de Morena consiguió una entrevista que se transmitió ayer por la mañana. Y el numerito ya generó suspicacias y metió en problemas a más de uno, pues ahora tendrán que buscarle el mismo espacio al resto de los contendientes, si no ¿cuál imparcialidad?

PepeCapitalino@gmail.com

@PepeCapitalino

Imprimir

Comentarios