Nacional

Iniciativa del PRI para castigar ataque a vías férreas con 13 años de prisión

Plantea que sea considerado como un delito federal y una amenaza para la seguridad nacional ◗ La inseguridad se deriva de la impunidad, señala el senador Jesús Casillas

El PRI en la Permanente busca endurecer las sanciones hasta con 13 años de prisión a quienes dañen las vías de comunicación, en específico los ferrocarriles, por lo cual presentó una iniciativa para considerar este delito como federal y una amenaza a la seguridad nacional.

Tan solo en el tercer trimestre de 2017, se reportaron 448 siniestros en el Sistema Ferroviario Mexicano (SFM), así como 576 eventos de robo y 2 mil 673 de vandalismo, lo que representa un aumento de 7.6 veces más que lo registrado en los primeros tres meses del año pasado.

“Uno de los graves problemas de inseguridad se derivan de la impunidad, se derivan porque quien comete un delito difícilmente llega a ser procesado y condenado, y esto lo que ocasiona es que se siga incrementando la inseguridad, que se sigan generando estas conductas delictivas que tanto nos afectan”, aseveró el senador Jesús Casillas Romero ante el incremento de los delitos y sabotajes a los ferrocarriles.

Dijo que el delito en contra del transporte ferroviario, afecta a todos,  en los estados, la economía nacional y también representa un peligro a la integridad de las personas.

El objetivo, entonces —agregó—, es que estos delitos a las vías generales de comunicación sean considerados como amenazas graves a la seguridad nacional.

Casillas Romero advirtió un incremento exponencial de estos delitos que se cometen prácticamente todos los días en detrimento de las vías de comunicación ferroviarias.

Ante este panorama, consideró importante que exista una mejor protección en este tema y se eleven las penas, a efecto de contar con una mayor eficiencia en el combate a ese delito y reducir una conducta que afecta la economía nacional, y la seguridad de los mexicanos.

Casillas Romero propuso establecer penas de dos a nueve años de prisión y multa de 200 a mil unidades de medida y actualización, a quienes dañen o destruyan las vías generales de comunicación o medios de transporte.

El legislador del PRI planteó que cuando el objeto del delito sean vías, partes o equipo ferroviario, los bienes, valores o mercancías que se transporten por este medio, la pena aumente hasta una mitad, es decir, hasta 13 años de prisión.

Asimismo, se impondrán de dos a nueve años de prisión, y multa de 200 a 1000 unidades de medida y actualización al que de cualquier modo destruya, inutilice, apague, quite o cambie una señal establecida para la seguridad de las vías generales de comunicación o medios de transporte.

La iniciativa que reforma las leyes de Seguridad Nacional, de Vías Generales de Comunicación y la Orgánica del Poder Judicial de la Federación, se envió a las comisiones de Seguridad Pública y de Estudios Legislativos del Senado.

Imprimir