Trump no quiere renegociar, desea la rendición

Julio Brito A.

La amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en elevar los aranceles a la importación de autos ligeros nuevos, no es más que una reacción ante las fallidas negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte 2.0, donde participa México y Canadá. Para los negociadores queda claro que Washington no quiere renegociar sino imponer sus reglas de juego.

Al igual que hizo con el acero y aluminio Trump lanza una amenaza general, que a la hora de aterrizar se encuentra con una realidad muy diferente a la que pretende. Los negociadores de Canadá y México dejaron en claro que las medidas arancelarias tendrían un efecto espejo; es decir, en nuestro caso se sancionaría a los productores agrícolas de Estados Unidos.

Trump no pudo con China y el peor escollo fue la Bolsa de Valores de Nueva York. Por ejemplo, el cierre de fronteras para la exportación de autos de General Motors significa la quiebra de la empresa, por la sencilla razón que se retiró del mercado europea y ahora sólo le queda China.

La realidad es que Trump quiere un triunfo rotundo. Una acción en donde diga que renegociaron el TLCAN en detrimento de mexicanos y canadienses y eso no se puede hacer, por la sencilla razón que causaría un gran daño a sus socios comerciales. Levantarse la mano y decir los derrotamos en la negociación no es una opción.

CONTADORES. Ya que son pieza fundamental en la operación exitosa de las empresas mexicanas y su labor es indispensable para la economía del país, más allá del tamaño de la empresa, GINgroup, que capitanea Raúl Beyruti Sánchez festeja al sector laboral y académico de los contadores públicos, y reconoce que todas las unidades económicas requieren los servicios de un contador público. De acuerdo con las estadísticas del Observatorio Nacional, los profesionales ocupados que cursaron estudios de Contaduría y Fiscalización son ya 735,611, cifra que precisa que se trata de la segunda carrera con mayor número de ocupados, solo por debajo de Administración y Gestión de Empresas, que cuenta con 863,603 profesionales ejerciendo.

LIDERAZGO. Luego de las buenas cifras en materia económica que ha tenido Hidalgo en el último año y medio, este esfuerzo fue reconocido y en la reunión plenaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), el hidalguense Omar Fayad fue nombrado presidente de la Comisión de Desarrollo Económico de este organismo.

Este estado ha consolidado grandes inversiones por casi 30 mil millones de pesos, lo que lo coloca entre las entidades que crecen aceleradamente a tres dígitos en materia de inversiones y rompió record al generar 9 mil 400 nuevos trabajos formales.  De seguir así, no hay duda de que Hidalgo será de los estados más competitivos e incluso podría calificarse como el nuevo destino económico de México. n


juliobrito@cronica.com.mx
juliobrito@visionautomotriz.com.mx
@abritoj

Imprimir

Comentarios