Fiscalización SAT impulsa uso de efectivo

Claudia Villegas Cárdenas

Fue Agustín Carstens, todavía al frente de la Junta de Gobierno del Banco de México, a quien le tocó analizar las razones por las cuales el circulante monetario estaba incrementando su presencia en la economía. El fenómeno llegó a preocupar a las autoridades del Instituto Central al grado de solicitar una evaluación de expertos sobre el tema. De acuerdo con información del Banco de México, la economía mexicana registra un incremento de 43,000 millones de pesos en billetes y monedas que están en poder de los consumidores. La Masa Monetaria o circulante monetario, también conocido como M1, aumenta típicamente en años electorales. Sin embargo, el comportamiento del M1 en el primer bimestre de este año sobrepasó ese comportamiento. Por cierto, las autoridades del Servicio de Administración Tributaria (SAT) tendrían que estar preocupados por este fenómeno; lo mismo debería suceder en la  SHCP, en la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), en donde deberían indagar el origen de estos recursos que se utilizan campañas y que circulan profusamente en efectivo. Pero volviendo al tema del incremento del uso de efectivo en plena época de la banca electrónica y de las aplicaciones (APPs) que nos prometen que no volveremos a usar efectivo, resulta que Agustín Cartens tenía la hipótesis de que las medidas de control fiscal que impulsó el SAT, antes y después de la gestión de Aristóteles Nuñez, simplemente estaban incentivando el uso de efectivo sobre medios electrónicos. Parecía lógico pensar que el contribuyente no estaba contento con la fiscalización a través de sus tarjetas de débito y crédito, por lo que regresó al uso del efectivo. Esta es la historia del incremento en el volumen de efectivo en la economía. El análisis de los expertos que contrato Banxico confirmó las sospechas de Carstens respecto a los incentivos que introdujo la factura electrónica a la economía para aumentar el uso de efectivo. Nadie quiere tener más registros de operaciones de su dinero vigiladas por el Banco Central.
Audiencia busca contenidos sobre elecciones. Las cinco emisiones especiales de Tercer Grado —que se transmiten por los canales del Grupo Televisa— en las que se incluyen mesas de análisis a candidatos presidenciales, sumaron una audiencia total de 18 millones 316 mil 90 personas*, según cifras de Nielsen IBOPE México.Los cinco programas en los que, en orden cronológico, participaron los candidatos Andrés Manuel López Obrador, Coalición Juntos Haremos Historia; José Antonio Meade, Coalición Todos por México; Ricardo Anaya, Coalición Por México al Frente; Margarita Zavala, candidata Independiente; y Jaime Rodríguez Calderón, candidato Independiente, registraron, cada uno, un promedio de audiencia de 3 millones 663 mil 220 personas.Estas cifras son las más elevadas de cualquier espacio informativo en las que hayan participado los candidatos a la presidencia, en la televisión mexicana o en la extranjera.


claudiavillegas @revistafortuna.com.mx

Imprimir

Comentarios