Cárcel a quienes cometan "porno venganza" | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 24 de Mayo, 2018

Cárcel a quienes cometan "porno venganza"

Las sanciones para quien cometa este delito serán de uno a cinco años de prisión.

Cárcel a quienes cometan
Foto: Tomada de Internet

Yucatán se convirtió en la primera entidad en tipificar como delito la “porno-venganza” y a partir del 1 de agosto próximo, quien divulgue o amenace difundir imágenes eróticas, sexuales o pornográficas obtenidas con o sin el consentimiento de otra persona, será castigado con cárcel.

En sesión plenaria, diputados integrantes de las cinco fuerzas políticas de la LXI Legislatura local aprobaron, por unanimidad, las modificaciones al Código Penal local, lo que ubica a esta entidad como referente nacional al legislar sobre el tema.

“Se tendrá un plazo considerable para difundir el tema, porque hay que aclarar que no se sanciona el tomarse fotos entre parejas, que se conoce como sexting; se penaliza que sin permiso de una de las partes, esas imágenes, videos o sonidos, sean compartidos, incluida la amenaza de ejecutar esta mala práctica”, informó la presidenta de la Junta de Gobierno del Congreso, Celia Rivas Rodríguez.

Las sanciones para quien cometa este delito serán de uno a cinco años de prisión a quien revele, publique, difunda o exhiba contenido erótico, sexual o pornográfico obtenido con el consentimiento de otra persona, a través de mensajes telefónicos, publicaciones en redes sociales, correo electrónico o cualquier otro medio.

Además, se penalizará desde seis meses a cuatro años de prisión a quien coaccione, hostigue o exija a otra persona, con la amenaza de revelar, publicar, difundir o exhibir sin su consentimiento contenido erótico que previamente le haya sido proporcionado, y en caso de el afectado sea menor de edad, la pena aumentará hasta en una mitad.

Los diputados indicaron que se trata de un trabajo conjunto de todas las fuerzas políticas para enriquecer la iniciativa enviada en principio por el Ejecutivo local, por lo que coincidieron en que se sienta precedente en todo el país, donde no existe una ley sobre el tema.

Sobre este último punto, el legislador Moisés Rodríguez Briceño indicó que a propuesta de su fracción parlamentaria, después de las voces de los expertos y representantes de la sociedad, se impulsaron varios cambios para que “estas reformas eviten el daño moral, psicológico y hasta físico que se puede ocasionar en las víctimas, como una acción a favor de la salud pública y la sana convivencia”.

ijsm

Imprimir