Ciudad

Propone Mariana Boy limitar Bando 2 y controlar edificaciones

Dijo que la seguridad de los capitalinos y el impacto ambiental “no están sujetos a negociación”, y los desarrolladores de vivienda deberán aceptar las nuevas normas.

Foto: Twitter

Restringir nuevamente el Bando 2 para controlar las edificaciones de vivienda irregulares será una de las prioridades de la candidata del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Mariana Boy Tamborrell.

Asimismo, dijo que la seguridad de los capitalinos y el impacto ambiental “no están sujetos a negociación”, por lo que los desarrolladores de vivienda deberán aceptar las nuevas normas de expansión en caso de que la ambientalista obtenga el cargo.

“No es una alternativa para los desarrolladores. No podemos permitir que la ciudad siga creciendo de manera desordenada. Vamos a llegar a acuerdos con ellos con base en reglas claras sin opción a negociar la seguridad de la ciudadanía”, sostuvo.

La aspirante a la Jefatura de Gobierno señaló lo anterior en entrevista en el marco de un recorrido que llevó a cabo por la delegación Iztacalco, en donde constató la edificación de vivienda fuera de norma en la esquina de Calle 1 y Calle de la Luz, al contar con siete pisos y no con cinco.

“Vemos con claridad que a pesar de que los permisos de construcción es de un máximo de cinco pisos tenemos edificaciones de siete, lo que revela nuestra constante demanda de campaña y que es la irregularidad y corrupción que propicia el crecimiento desorganizado de la ciudad".

Por lo anterior, Boy propuso reformar la Transferencia de Potencialidad, porque es una figura que permite a un desarrollador que un edificio de cinco plantas se convierta en una torre de 20 pisos en lugares no permitidos, sin importar la afectación vecinal.

Consideró necesario que esta herramienta de Transferencia de Potencialidad se aplique en zonas menos habitadas como la periferia de la ciudad, con privilegio no sólo para la vivienda social sino para la creación de centros urbanos que incluyan servicios y centros laborales.

“La escasa planeación que hay colocó a la vivienda social en la periferia de la ciudad. Lo que necesitamos es impulsar políticas que incorporen este tipo de vivienda en las zonas de la capital que están más desarrolladas económicamente y con mejor movilidad.

“Esto implica ofrecer a los habitantes una oportunidad de vivienda cerca de su trabajo para evitar que migren a otras demarcaciones, o que se vean obligados a hacer largos recorridos para llegar a su casa y/o su trabajo”, agregó.

Durante el recorrido, Boy escuchó las quejas de los vecinos de Iztacalco, en las inmediaciones de la zona de Pantitlán, quienes expusieron que a partir de la edificación de las nuevas viviendas padecen de escases de agua.

havh

Imprimir