Urgencia por detener la diarrea | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 25 de Mayo, 2018

Urgencia por detener la diarrea

Padecimientos. Casi todos los mexicanos han sido afectados por al menos un episodio de diarrea en algún momento, mal incapacitante que incluso puede condicionar la vida de quien la padece, sobre todo si se trata de niños menores a los cinco años de edad

Urgencia por detener la diarrea | La Crónica de Hoy

"Que pare, que se detenga, que ya no moleste más”, son algunos de los pensamientos que circulan en la angustiada cabeza de las personas que de manera directa o indirecta están siendo afectadas por la diarrea, pues necesitan un remedio eficaz que termine con esta alteración gástrica incapacitante.

Pese a que evacuar de manera líquida y constante es motivo de bromas y chistes entre los mexicanos, expertos en el manejo de este trastorno gastrointestinal advierten que la diarrea es un problema de salud pública que puede condicionar la vida del paciente, ya que en cada evacuación expulsa elementos vitales para el cuerpo humano.

En ocasiones la diarrea se quita sola, sobre todo cuando es consecuencia de un consumo abundante de alimentos que por lo general son grasosos, condimentados o picosos, en estos casos basta con mantener una hidratación constante y preguntar al médico acerca de las mejores opciones de dieta.

Cuando el estómago no fue sobrecargado y la persona afectada no para de evacuar de manera líquida y constante, entonces habrá que considerar la posibilidad de que se trate de un episodio diarreico infeccioso, es decir, “un bicho” está provocando que el intestino se inflame y que las heces fecales pierdan consistencia.De ser así, se necesitará un tratamiento medicamentoso, ya que en el lapso de máximo cinco horas, se habrá detenido la diarrea y al mismo tiempo se estarán eliminando a los microorganismos que causan la infección.

En relación con los diferentes tipos de diarrea, cabe destacar que la de tipo bacteriano se presenta con mayor frecuencia en épocas de calor y lluvia y se considera aguda cuando la duración es menor o igual a 14 días. Por su parte, la diarrea aguda es por lo general de origen infeccioso y puede ser causada por virus, bacterias y parásitos. La diarrea en los niños, enfermos crónicos y adultos mayores, puede ser mortal.

Aunque todas las personas con diarrea infecciosa necesitan detener la crisis lo más pronto posible, esto es más apremiante en niños menores a los cinco años de edad y en las personas de la tercera edad, ya que ellos pierden agua y electrolitos con mayor celeridad en comparación con niños más grandes o con adultos jóvenes. De acuerdo con especialistas, la pérdida de electrolitos por deshidratación es una condición de cuidado, ya que estas sustancias químico-eléctricas son necesarias para que el cuerpo funcione, y si el menor de cinco años o el adulto mayor las pierde en cada evacuación, entonces sus órganos y sistemas podrían detenerse.

Manejo del trastorno. Cuando el paciente ha evacuado tres o más veces en menos de 24 horas, se pueden comenzar a presentar los signos y síntomas de la deshidratación, los cuales son: piel seca, letargo, ojos hundidos, labios secos, llanto sin lágrimas, irritabilidad, pulso débil o impalpable y ausencia o disminución de la orina, entre otros, señaló el doctor Raúl Romero Cabello, infectólogo del Hospital General de México.

Con o sin supervisión médica, el primer paso a seguir ante la diarrea es la rehidratación oral, en este sentido, especialistas apuntan que si el paciente ha evacuado un litro de heces fecales líquidas, entonces es la misma cantidad de agua o suero que se debe reponer.

Esta simple medida puede evitar la muerte en adultos mayores, así como en niños menores a los cinco años, pues mientras los intestinos de las personas de la tercera edad han envejecido y trabajan de manera lenta, con los menores su cuerpo no es lo suficientemente maduro para resistir y superar la ausencia de electrolitos.

Aunado a esto, otra forma de con­trarrestar la diarrea es desde la prevención, factor que implica hábitos de higiene, sobre todo en época de calor, ya que es en esta temporada cuando proliferan “bichos” como las bacterias Escherichia ­coli, Campylobacter, Salmonella y Shigella o parásitos como Criptosporidium, Entamoeba histolytica  y Giardia lamblia, todos estos causantes de la diarrea de tipo infeccioso.

Tanto en niños como en adultos, los hábitos de prevención consisten en no consumir agua ni alimentos que pudieran estar contaminados con alguno de estos agentes patógenos, tarea difícil cuando en horarios de oficina se tiene que recurrir a comida rápida preparada a la intemperie o si en el hogar no se cuenta con agua potable libre de microorganismos.

Al año mueren 760 mil niños a causa de diarrea, sobre todo en países donde las condiciones de higiene son precarias o inexistentes. A razón de esto, la Organización Mundial de la Salud apunta que este trastorno gastrointestinal es la segunda causa de muerte en menores a los cinco años.

Además de la terapia de rehidratación oral, los pacientes pueden recurrir a un grupo de fármacos como el tanato de gelatina, el cual tiene propiedades antidiarréicas y astringentes que forman una capa protectora en la mucosa intestinal, lo cual por una parte reduce la constante evacuación de material fecal líquida y por otra evita que más bacterias se adhieran a la pared intestinal.

En el mercado mexicano existen aproximadamente quince medicamentos antidiarreicos, fármacos que deben ser prescritos acordes con la causa de la diarrea; por ejemplo: la sal nifuroxazida está indicada para la de tipo bacteriana, sin embargo para emplear esta molécula es necesario que un médico la prescriba, ya que la autoprescripción puede fallar.

Imprimir