Nacional

Habrá Comisión de la Verdad para el caso Ayotzinapa

Andrés Manuel López Obrador llegó al punto donde, sin que nadie lo cuestione, puede reunirse con sus seguidores de Iguala,  rodearse de los padres de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, y decir que va a fortalecer al Ejército.

Eso hizo ayer para luego prometer la instalación de una Comisión de la Verdad, petición nacida en organizaciones que creen complicidad  de las Fuerzas Armadas de lo ocurrido a los jóvenes normalistas.

El tabasqueño se ha cobijado en los movimientos más claramente antigubernamentales cuando recibe críticas por la postulación de la excomendante Nestora Salgado al senado, quien cobijada bajo los usos y costumbres de la Montaña Guerrerense, vejó ciudadanos y rasgó el tejido social de su comunidad. En Iguala, López Obrador se hizo rodear de los padres de los jóvenes desaparecidos y les ha brindado su foro para que vuelvan a pedir la intervención de la Corte Interamericana en las investigacones sobre aquel horroroso crimen.

López Obrador no sólo ofreció la Interamericana, señaló que la propia ONU podría intervenir en el caso.

Iguala va a ser el ejemplo de como se hace justicia en un gobierno democrático, prometió. AMLO estuvo también en Jojutla, Morelos, otro punto crítico del nuevo narco mexicano y de los sismos de septiembre.

Manifestó su desacuerdo con quienes dicen que sí se aclara lo que sucedió, se afectará al Ejército. Si se conoce “toda la verdad y se hace justicia, en vez de afectarse, de debilitarse, se va a fortalecer (al Ejército) con una institución al servicio del pueblo, no para agredir al pueblo de México”.

La reconstrucción postsísmica y programas para los jóvenes se hicieron presentes.

“Se entregarán becas para los que estudian preparatoria, becas de 2 mil 400 pesos para estudiantes se escasos recursos y becas de 3 mil 600 pesos para jóvenes que quieran trabajar de aprendices en talleres, empresas y comercios”, se compremetió.

“Becarios sí, sicarios no”, arengó a su público..

Prometió que habrá de regresar a estos puntos de los caminos del sur, ya como presidente electo y presentará el plan para el desarrollo de Iguala y de los pueblos de esa región de guerrero. Será, aseguró, una propuesta muy concreta, “ese es mi compromiso y tengo palabra”.

A 36 días de la elección, López Obrador pidió que nadie se confíen “porque se lucha en contra de una mafia de poder que no tiene llenadera, no quieren dejar de robar, ni perder el privilegio de mandar”. A 36 días de la elección, AMLO está llegando al punto en el que puede hablar de lo que sea en donde sea.

Imprimir