Verónica Arroyo

La experta, junto con un grupo de investigadores de  la UAM Azcapotzalco, desarrollaron una aplicación para medir los niveles de ruido en las calles y en espacios de trabajo. La contaminación sonora es uno de los problemas de salud pública que puede ocasionar desde limitar la atención de los niños en las horas de estudio en sus escuelas hasta problemas de ansiedad. La aplicaión que localiza de dónde proviene el barullo y cuál es su nivel, ayudará al usuario alejarse de éste.

Imprimir

Comentarios