Harvey Weinstein

Se entregó ayer a una comisaría de Nueva York. Enfrenta cargos de violación y abusos sexuales contra mujeres, entre otros. La situación es una: el juicio que se entablará al antes poderoso personaje de Hollywood, quien está arrestado y desacreditado, es el primer sendero que se va a transitar para terminar con esta epidemia que han sido los abusos de todo tipo contra las mujeres. Lo importante es que de llegar a ser cupable, el castigo corporal será uno, pero la condena moral será aplastante.

Imprimir

Comentarios