Estados

Denuncian penalmente a candidato Fernando Castellanos

El candidato común del Partido Verde Ecologista, Podemos Mover a Chiapas y Chiapas Unido a la gubernatura del estado, Fernando Castellanos Cal y Mayor, fue denunciado penalmente por dar un falso testimonio ante un Juez de Distrito mientras se desempeñaba como presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez.

Dicha denuncia fue hecha por al director de GTR Consultores, Mauricio Gándara Gallardo, quien anunció que promovió ante la Procuraduría General de la República (PGR) la denuncia penal con folio  FED/CHIS/TGZ/883/2018, en donde acusa al exedil.

De acuerdo con los hechos,  Castellanos no quiso proporcionar a la empresa GTR Consultores S.C. un escrito para que se discutiera en el Cabildo lo referente al tema de la basura concesionada en el municipio y, al ser acusado de ello ante el Juez Quinto de Distrito de Amparo y Juicios Federales en el estado de Chiapas, el aspirante a la gubernatura negó los hechos y presentó un amparo con número 139/2018-lll. 

Gándara Gallardo, promovió ante  la Procuraduría General de la República (PGR) la denuncia penal con folio  FED/CHIS/TGZ/883/2018, en donde acusa que el exedil “negó la verdad al comparecer en ejercicio de sus facultades legales a decir ante el Juez de distrito que el acto reclamado no era cierto, cuando ha quedado de manifiesto y probado que sí existió y fue violatorio de mi derecho humano fundamental de petición”, y  añadió los testimonios certificados de cuatro regidores del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez que respaldan su versión.

De encontrarse responsable del delito del que se le acusa, Fernando Castellanos podría enfrentar una pena de tres a nueve años de prisión, ser acreedor a una multa de 500 días de salario mínimo y ser inhabilitado hasta nueve años para desempeñar un cargo público, de acuerdo con el Artículo 262 de Ley de Amparo.

Desde febrero pasado, en ese municipio se han presentado problemas con las empresas encargadas de la recolección de basura, mismas que acusan un adeudo superior a los 300 millones de pesos, por lo que dejaron de recoger los desechos y obligaron al ayuntamiento a utilizar camiones propios para realizar esta actividad.

Imprimir