Mundo

Mueren 15 migrantes en huida masiva de cárcel de la mafia en Libia

Unas cien personas escaparon de un centro de detención ilegal de traficantes de personas en Bani Walid, punto clave en el tránsito de migrantes africanos en la ruta hacia Europa

Migrantes, retenidos en un centro de detención en Libia.

Al menos quince migrantes africanos perdieron la vida y otros diez resultaron heridos de bala tras intentar escapar de una cárcel perteneciente a una mafia dedicada al tráfico de personas en la ciudad libia de Bani Walid, en el oeste del país, según informaron ayer fuentes locales.

Según explicó la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF), las víctimas mortales, originarias de Eritrea, Somalia y Etiopía, se encontraban entre el centenar de personas que trataron de huir el pasado miércoles del yugo de los contrabandistas.

“Atendimos a 25 sobreviviente en el hospital de Bani Walid y algunos de ellos resultaron gravemente heridos por bala y múltiples fracturas. Los heridos nos informaron de que hay 40 personas que siguen detenidas en la cárcel, la mayoría de ellas, mujeres”, precisó la ONG.

MSF explicó que la mayoría de los sobrevivientes son adolescentes que permanecieron detenidos durante tres años en Libia, a donde llegaron con la esperanza de alcanzar tierras europeas.

“Grupos de traficantes vendieron a los migrantes en varias ocasiones en ciudades cercanas a Bani Walid, y muchos de ellos sufrieron torturas”, indicó la ONG, que aseguró haber observado en los cuerpos de las víctimas cicatrices y signos de quemaduras, resultado de estas torturas.

Situada a 170 kilómetros al sureste de Trípoli, la capital libia, Bani Walid es un lugar de tránsito para migrantes irregulares en ruta hacia las costas mediterráneas del país, y según varios reportes cuenta con una veintena de centros de detención ilegales.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y de la guerra civil, desde que en 2011 la comunidad internacional contribuyera a la victoria de los rebeldes sobre la larga dictadura de Muamar el Gadafi.

Imprimir