Mundo

Colombia, abocada a elegir entre dos candidatos radicales

La primera vuelta de las elecciones fue ganada por el uribista Iván Duque, seguido por el exguerrillero del M-19 Gustavo Petro. Santos destaca que, por primera vez, las FARC no sabotearon los comicios

El candidato uribista, Iván Duque, y el izquierdista Gustavo Petro disputarán en segunda vuelta la Presidencia de Colombia el próximo 17 de junio al ser los más votados ayer en una jornada electoral tranquila en la que la abstención se redujo drásticamente.

Duque, del Centro Democrático, dio un golpe sobre la mesa al obtener 7,558,382 votos, lo que supone el 39.13% del total y duplica así el techo marcado por Óscar Iván Zuluaga, que en 2014 fue el aspirante del partido fundado por el expresidente ultraconservador Álvaro Uribe.

De este modo, Duque consolida la imagen que había adquirido entre la sociedad de rostro amable del uribismo y consigue cautivar no sólo a los simpatizantes del expresidente, sino también a quienes tenían reticencias con el hombre que rigió los destinos de Colombia entre 2002 y 2010, acusado de vínculos con narcoparamilitares.

En 23 de los 32 departamentos de Colombia venció Duque.

Bogotá perdida. Por su parte, Petro, del movimiento Colombia Humana, consiguió 4,846,088 de papeletas, lo que supone el 25.09% del total. Petro, exalcalde de Bogotá, venció en nueve departamentos, pero sufrió una dolorosa derrota en la capital del país, su bastión y principal colegio electoral del país, donde se impuso el moderado Sergio Fajardo.

Petro, antiguo guerrillero del Movimiento 19 de abril (M-19), consigue un hito al convertirse en el primero claramente de izquierdas en acceder a la segunda vuelta, donde tendrá el reto de atraer los votos suficientes para poder remontar a Duque y ser el presidente entre 2018 y 2022.

La paradoja electoral la marcó la candidata evangélica Viviane Morales, quien se retiró de la carrera electoral para apoyar a Duque, si bien no lo hizo a tiempo para que su rostro fuera retirado de las papeletas. Un total de 41 mil 418 votantes despistados dieron su apoyo a Morales.

Alta participación. La buena noticia para la democracia fue el incremento de la participación, ya que en 2014 la abstención rozó el 60% y este año ha sido del 46.98%.

Eso implica que el 53.02 % de los ciudadanos inscritos en el censo electoral votaron en la mayor participación en la historia del país, según el gobierno.

Sin ataques. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, destacó que ésta es la primera vez que la antigua guerrilla de las FARC, ahora convertida en partido político, participa en unas elecciones presidenciales con votos y no con ataques.

“Vi la foto de Timochenko”[Rodrigo Londoño] votando. Eso es muy diciente, las primeras elecciones con las FARC participando y no saboteando”, dijo el jefe de Estado en una declaración a la prensa.

Londoño, líder del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), votó en el sur de Bogotá, con la esperanza de que estos comicios sean un día de reconciliación.

Imprimir