Academia

Encuentran bolsas de plástico en la zona más profunda de los océanos

En la Fosa de las Marianas, Filipinas, a 11 mil metros de profundidad, se encontró este tipo de contaminación. El lugar alberga cientos de formas diferentes de organismos animales y vegetales

La foto de la bolsa de plástico en el fondo del océano fue captada en 2016, pero  el informe de este y otros contaminantes de publicó esta semana.

La contaminación con plásticos ya llegó al lugar más profundo de los océanos, que es la Fosa de las Marianas, cerca de Filipinas. Un estudio de la Sociedad National Geographic, encontró bolsas de plástico a una profundidad de 11 mil metros, en la zona más fría y oscura del mar. Esto fue posible tras el análisis de 5 mil fotografías colectadas por diferentes robots exploradores.

La contaminación del mar con bolsas y botellas de plástico es una preocupación mundial, pero también lo es el surgimiento de los microplásticos, que son hojuelas de plástico que se desprenden de los objetos que ya tienen mucho tiempo en el mar y que son ingeridos por pequeños peces y otros organismos que forman parte de la cadena trófica o cadena alimentaria.

Los datos sobre contaminación en la Fosa de las Marianas son parte de un proyecto mucho más grande que es la integración del Observatorio de Residuos en el Océano Profundo (Deep-Sea Debris Database), que ha acumulado datos de diferentes fuentes de información y reportes, algunos de los cuales tienen 30 años.

Los desechos que han sido clasificados en la base de datos, muestran que los materiales plásticos son los que más prevalecen; en particular, se ha medido que las bolsas de plástico forman la mayor fuente de contaminación en la profundidad de los océanos. Otros residuos provienen de material como el caucho, metal, madera y tela, y algunos aún no se clasifican.

La mayoría del plástico —aproximadamente 89 por ciento— está en objetos que fueron usados una sola vez y luego desechados, como una botella para agua o muchos tenedores y cucharas desechables.

Aunque la Fosa de las Marianas puede parecer como un pozo oscuro y sin vida, en realidad alberga cientos de formas diferentes de organismos animales y vegetales. Desde el año 2016  la Administración Nacional para la Atmósfera y los Océanos (NOAA), de Estados Unidos, ha encontrado formas de vida distintas a más de 10 kilómetros de profundidad en el mar, incluyendo corales, medusas y pulpos.

El reciente estudio sobre la contaminación en las zonas de mayor profundidad oceánica también encontró que el 17 por ciento de las imágenes de plástico en la base de datos mostró interacciones de algún tipo con la vida marina, como animales que se enredan en los escombros.

En febrero pasado, otro estudio mostró que algunas partes de la Fosa de las Marianas tiene niveles más altos de contaminación que algunos de los ríos más contaminados en China. Los datos señalan que mucha de la contaminación del fondo del mar podría haber llegado a las zonas por la descomposición del plástico en la columna de agua.

El plástico se ha convertido en un foco de atención para las acciones del movimiento ambientalista internacional, y sus daños fueron subrayados en diferentes campañas del pasado Día de la Tierra, el 22 de abril. Mientras que el plástico puede entrar el océano directamente, como basura, restos de plásticos quemados o como  parte de los desechos de los buques, un estudio publicado en 2017 encontró que la mayor parte del plástico que llega al fondo del mar está fluyendo hasta el mar desde los 10 ríos que recorren las regiones más densamente pobladas del planeta.

Imprimir