Academia

La Gran Barrera de Coral superó cinco episodios mortales en 30 mil años

La Gran Barrera de Coral australiana ha sufrido cinco episodios mortales en los últimos 30 mil años, impulsados, sobre todo, por los cambios ambientales y del nivel del mar, según un estudio que señala que este arrecife es “más resistente” de lo que se pensaba, a los grandes cambios.

Sin embargo, aún no se sabe si esta resilencia será suficiente para sobrevivir al actual estado de deterioro mundial de los arrecifes, indican los autores de este trabajo publicado en Nature Geoscience.

En él, gracias a datos geomorfológicos, biológicos, de sedimentos y fósiles, los investigadores reconstruyen la evolución, durante los últimos 30 mil años, del arrecife de coral más grande el mundo.

El estudio menciona primero el período anterior al “último máximo glacial”, cuando el nivel del mar estaba 118 metros por debajo del actual, señala la Universidad de Sídney en una nota.

Así, y a medida que el mar perdía nivel, se produjeron dos eventos mortíferos, uno hace unos 30 mil años y otro hace 22 mil años.

Éstos fueron causados por la exposición del arrecife al aire (subaérea), según la citada universidad, que apunta a que durante este período el arrecife se movió en dirección al mar para tratar de seguir el ritmo de la caída del nivel del agua.

En el período de deglaciación y tras el “último máximo glacial”, hubo otros dos episodios letales, hace unos 17 mil y 13 mil años, ocasionados esta vez por el rápido aumento del nivel del mar.

El último episodio letal tuvo lugar hace unos 10 mil años, antes de la aparición del arrecife moderno —hace unos 9 mil años—, según la Universidad de Sídney, que explica que éste no se asocia con ningún aumento abrupto o concreto del nivel del mar en la deglaciación.

El trabajo concluye que el arrecife pudo restablecerse con el paso del tiempo debido a la continuidad de sus hábitats con corales y algas coralinas y su capacidad para migrar lateralmente entre 0.2 y 1.5 metros al año.

Imprimir